Ya van más de 4.000 familias damnificadas en Córdoba

Con el pasar de los días la ola invernal que golpea fuertemente al departamento de Córdoba sigue dejando familias damnificadas, daños en infraestructuras y pérdidas en cultivos y ganados que han muerto ahogados por la gravedad de las inundaciones.

El gobernador de la región, Orlando Benítez Mora, informó que a la fecha ya van 4.200 familias sin un hogar en donde vivir dignamente, debido a que se han visto afectados por los desbordamientos de los ríos San Jorge y Sinú que se han llevado todo a su paso.

Benítez acotó que todas estas familias ya están inscritas en el Registro Único de Damnificados de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, donde se establece que entre todas estas familias hay una cantidad de más de 11 mil personas.

El mandatario cordobés precisó que de los 23 municipios con afectaciones, 21 han declarado la calamidad pública por los daños presentados en diferentes zonas desde donde claman ayuda de los diferentes niveles de gobierno.

Desde la administración departamental se encuentran desplegados en cada una de las municipalidades atendiendo las emergencias con entrega de kits de aseo, alimentación, colchonetas y sacos con arena para la realización de muros de contención.

En varios municipios, entre ellos Montería, han instalado varios albergues provisionales para cobijar a los afectados, quienes son atendidos desde el pasado domingo cuando comenzaron los desbordamientos.