Tras bloqueo de ley por un juez diversas clínicas en Texas reanudan la práctica de abortos

En Texas, Estados Unidos, una clínica tomo la decisión de retomar la práctica de abortos a mujeres con más de seis semanas de embarazo, luego de que un juez federal obstaculizara momentáneamente una ley estatal que impedía dicho procedimiento.

El juez federal del distrito Robert Pitman, dio a conocer una orden preliminar el miércoles por la noche para suspender la aplicación de la ley de Texas conocida como Proyecto de Ley del Senado 8 (SB8), que inhabilita el aborto después de seis semanas, antes de que muchas mujeres tengan conocimiento de que están embarazadas.

De acuerdo con Pitman, la ley de Texas, que entró en vigor el 1 de setiembre, es “flagrantemente inconstitucional” y viola el precedente sentado por la Suprema Corte en el caso de Roe vs Wade, que en 1973 garantizó el derecho al aborto hasta que el feto sea viable fuera del útero; alrededor de las 22 semanas de embarazo.

Por su parte, el fiscal general de Texas, Ken Paxton, republicano, señaló que apelaría el fallo del juez ante el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito, uno de los tribunales más conservadores del país.

“(La ley) SB8 dejó a nuestras pacientes con dos opciones: llevar un embarazo a término en contra de su voluntad o viajar fuera del estado para recibir atención”, argumentó. “Esta prohibición perjudicó a las tejanas y ahora podemos ayudarlas”. Otros estados gobernados por republicanos han desaprobado leyes prohibitivas del aborto, sin embargo fueron abatidas en tribunales debido a que desobedecían el precedente del caso Roe vs Wade.

Después, que la Suprema Corte denegó obstruir la ley de Texas, el gobierno del presidente demócrata Joe Biden se pronunció sosteniendo la defensa de derechos constitucionales.

Por tanto, la Casa Blanca se elogió por la orden del juez Pitman. “La pelea apenas comenzó, tanto en Texas como en muchos estados del país donde los derechos de las mujeres están siendo atacados actualmente”, indicó la vocera de la Casa Blanca Jen Psaki.

La Suprema Corte atenderá atentamente el 1 de diciembre un petitorio contra una ley de Mississippi que imposibilita totalmente todos los abortos desde la semana número 15 del embarazo.

Este será el primer caso sobre el aborto que manejará la Corte desde que el ex presidente republicano Donald Trump designara a tres magistrados conservadores.