Supersalud culminó mesa de trabajo con autoridades de la comunidad Zenú

En cumplimiento de la orden proferida por la Corte Constitucional, la Superintendencia Nacional de Salud propició un nuevo escenario de diálogo con las autoridades locales de la comunidad Zenú, asentadas en los departamentos de Sucre y Córdoba, y durante dos días se llevó a cabo el taller para identificar de manera conjunta los distintos aspectos de impacto en materia de aseguramiento en salud y construir de manera concertada una ruta que propicie una atención oportuna e integral.


La jornada de trabajo contó con la participación de los representantes de la Dirección de Consulta Previa del Ministerio del Interior, la delegada de la Procuraduría General de la Nación, miembros de la comunidad Zenú y funcionarios de la Supersalud, que se dieron cita en el
municipio de Tuchín para desarrollar esta actividad prevista en el cronograma previsto en el marco de la Consulta Previa ordenada mediante la Sentencia T-103 de 2018, proferida por el máximo Tribunal Constitucional.


“A partir de las ideas aportadas por la comunidad, esta mesa técnica nos permite construir un derrotero con los impactos y la concertación de un plan de manejo que permita mejorar la atención de esta comunidad”, aseguró el Superintendente Delegado para las Entidades Territoriales, José Oswaldo Bonilla.


Algunos de los aspectos de impacto presentados por la comunidad fueron: el fraccionamiento en la afiliación de los grupos familiares y el desconocimiento del enfoque diferencial en la atención en salud; las fallas en la prestación de los servicios de salud a población en condición de discapacidad, y el desplazamiento involuntario de la población a otros territorios para recibir los servicios de salud.


Durante este ejercicio de participación, las máximas autoridades de la comunidad indígena del pueblo Zenú, en representación de cerca de 200 mil miembros de la comunidad, expusieron los impactos identificados en sus territorios, los cuales fueron analizados y sirvieron como insumo para el levantamiento de la metodología de trabajo y dar cumplimiento a la orden impartida por la Corte Constitucional.


Entre los temas concertados se destacan:
1-. La verificación por parte de la Supersalud de las condiciones actuales de atención de los integrantes de la comunidad Zenú.


2-. Traslado colectivo de la población a partir de los resultados del proceso de consulta previa.

3-. El seguimiento por parte de la Superintendencia de la implementación de un enfoque diferencial en salud para la comunidad por parte de los aseguradores actuales, y una vez sea seleccionada por la comunidad Zenú una EPS indígena, se inspeccionarán las condiciones de operación durante el proceso de transición y estabilización de la atención por parte de la misma.


4-. El desarrollo periódico de jornadas de atención focalizadas, por parte de esta Superintendencia en los territorios con la presencia de las EPS que operan en cada uno de los municipios donde se encuentra la comunidad Zenú, para realizar un seguimiento a la calidad de los servicios ofertados.


“Luego de escuchar atentamente a la comunidad y de abordar una a una las problemáticas particulares en materia de atención y prestación de los servicios de salud, desarrollaremos jornadas de atención en las cabeceras municipales que conforman los cabildos indígenas”, agregó Marianella Sierra Saa, Superintendente Delegada para la Protección al Usuario.


Actualmente la Supersalud viene realizando un seguimiento al comportamiento de las peticiones, quejas, reclamos y denuncias (PQRD) formuladas por los usuarios de esta comunidad; sin embargo, reafirmó su compromiso y continuará desarrollando un acompañamiento riguroso a las condiciones de atención brindadas actualmente por las EPS, hasta tanto se culminen las etapas que prevé el proceso, y se adelante el traslado colectivo de la comunidad Zenú a la EPS indígena definida una vez culmine el proceso de consulta previa en los términos del referido fallo de la Corte Constitucional.