Realizaron consejo de seguridad en Puerto Libertador por recientes hechos de violencia contra la población civil y la fuerza pública


Con el objetivo de garantizar la seguridad de las poblaciones residentes en la zona urbana y rural de Puerto Libertador, sur de Córdoba, las autoridades realizaron la tarde de este viernes, 19 de noviembre, un consejo de seguridad para evaluar los avances obtenidos en esta materia.


La actividad contó con la participación de miembros de la Alcaldía, el Ejército, la Defensoría del Pueblo entre otras entidades garantes de los derechos humanos.
Voceros de la Gobernación de Córdoba informaron que “desarrollamos el Consejo de Seguridad Extraordinario con enfoque preventivo en el municipio de Puerto Libertador convocado por el alcalde Jhon Eder Soto Cuadrado, con la asistencia del Secretario del Interior y Participación Ciudadana Edgar Garcés con el objetivo es realizar un análisis sobre la situación de seguridad y orden público en este municipio”.


En los últimos días las autoridades en Córdoba iniciaron investigaciones para dar con los autores de un panfleto intimidante, firmado supuestamente por las Farc-Ep, en el que señalan como objetivo militar a Rafael Martínez, secretario de Gobierno de Puerto Libertador; y el líder social Jarvi Prado, miembro de la Fundación Social Cordoberxia.
“En la reunión también participaron los miembros de la Fuerza Pública, Fiscalía y Defensoría del Pueblo, el presidente de la Asociación de Campesinos de Córdoba, presidente de la JAC del corregimiento de Juan José y asesor de Derechos Humanos de la Gobernación de Córdoba, Andrés Chica”.


Cabe resaltar, que la Defensoría había emitido alertas tempranas desde el año 2019, en las cuales se advierte sobre la existencia de diversos grupos armados ilegales que arremeten contra los sectores de la población como líderes sociales, JAC, campesinos, indígenas, misión médica, niños, niñas, adolescentes y jóvenes.


Así mismo, el pasado 8 de noviembre fue asesinado el líder social Luis Alberto Ramos Bertel, quien se desempeñaba como presidente de la Junta de Acción Comunal, de la vereda San Antonio, del corregimiento de Tierradentro, del vecino municipio de Montelíbano, en la subregión del San Jorge.