“Qué delicia ser un Trump o Bolsonaro” en Colombia: María Fernanda Cabal

La senadora y precandidata presidencial María Fernanda Cabal se ha convertido en una de las candidatas más opcionada para tomar las banderas del Centro Democrático y llegar a la presidencia del 2022 al 2026.

La más reciente encuesta sostuvo que el otro competidor directo sería el exministro Óscar Iván Zuluaga.

En entrevista El Espectador, aseguró que cuenta con la ventaja de tener “las mayorías silenciosas” dentro del uribismo, reivindica su firmeza y carácter, y se identifica como una “conservadora de ideas liberales”.

¿Se demoró el Gobierno en pedir la renuncia de Karen Abudinen?

“A mí me duele lo que le pasó a la ministra, porque uno no está exento de escándalos, especialmente en carteras donde hay tanto interés en la contratación. No la voy a calificar, aquí hay investigaciones, pero siempre hay una responsabilidad política que asumir.

El presidente Iván Duque confió en ella, pero uno debe tener la responsabilidad de ser el jefe de Estado y saber que sus ministros son fusibles, que si se tienen que ir se van.

Muchas veces pesa más el cariño y la amistad, que entender esa dimensión del afecto de la política. Lo entiendo, uno no quiere echar a la hoguera a alguien cercano, pero finalmente en política uno no puede privilegiar la amistad sino el deber frente al juicio ciudadano.”

¿Qué opina del mecanismo de selección que definió el Centro Democrático para escoger al candidato único (encuestas entre militantes)?

“Estuvimos todos de acuerdo en que fuera el nicho del uribismo.”

Hubo quienes pedían abrir el proceso a la ciudadanía y que participaran también no afiliados. ¿Le hubiera gustado?

“No. Lo que pasa es que legalmente la expresión es “simpatizante” y cuando uno lo es, puede ser o no militante, pero en general la característica es ser simpatizante.”

“Ello implica ser uribista, aunque no tenga partido. Ser uribista, así sea conservador, liberal o cristiano. Es el sentimiento que se refleja en alguien que votó dos veces por Uribe, la primera vez por (Juan Manuel) Santos o por el No en el plebiscito.” Concluyó.