Protestas y disturbios en Bogotá dejaron policías heridos, capturados y buses destrozados

La violencia volvió a reinar en Bogotá, desde la tarde del jueves, 9 de septiembre, hasta altas horas de la noche, con destrozos que originaron luego de lo que sería una jornada de protestas que culminó empañada por la violencia.

En 16 puntos de concentración se registraron desmanes. Allí, los ciudadanos se aglomeraron para manifestar por el asesinato de Javier Ordoñez, pero todo se salió de control por lo que tuvo que intervenir el escuadrón del Esmad.

En el caso de Suba, cientos de personas quemaron los contenedores de basuras e intentaron vandalizar el CAI; en Engativá trancaron las principales vías, partieron los vidrios de entidades bancarias y quisieron saquear varios comercios.

Desde TransMilenio reportaron que cuatro buses fueron destruidos, así como también una ambulancia sufrió afectaciones.

Entre los hechos, cuatro policías resultaron heridos por lo que fueron remitidos a centros asistenciales para ser valorados, mientras que los cuerpos de seguridad detuvieron a 10  personas, quienes son señaladas de participar en los actos violentos.