PRESIDENTE DUQUE: CAMBIE USTED LA HISTORIA

Por: Dr. Rafael Gómez Gómez

Lo que está pasando en Colombia con el coronavirus, no es ajeno a lo que el resto del mundo está viviendo, pero con una gran diferencia tal vez por los factores culturales y socioeconómicos de cada país.

La China, una cultura milenaria -siempre sorpresiva- de la cual muy poco sabemos y comprendemos, se dice que de sus gustos culinarios pudo haber surgido esta pandemia lo cual está realmente por comprobarse, pero lo que sí está claro es que su disciplina, orden y laboriosidad, así como su capacidad para trabajar en equipo, son la carta ganadora en esta guerra silente y microscópica donde el enemigo casi invisible, acecha.

Lea también: https://www.lapiragua.co/un-loco-pensamiento/opinion/

En otro escenario está Europa que con su diversidad genética y multicultural y de diversas religiones, se supone la sociedad más avanzada y abierta, políticamente integrada por un pacto (comunidad económica europea) con unidad monetaria, el euro, con contadas excepciones como la reciente salida de Londres del pacto, los demás confluyen en una relativa tranquilidad de convivencia.

España e Italia nuestros más cercanos por aquello de nuestra descendencia y toda la carga cultural heredada, que algunos en broma dicen que la flojera, la corrupción y otras prácticas odiosas las hemos heredado.

A mi manera de ver, creo que todo ese folclorismo y la forma simplista cómo definimos y dejamos a un lado responsabilidades, minimizando con esto las consecuencias y sus efectos de nuestros actos individuales y colectivos, nos hace muy IRRESPONSABLES.

Nos importó un comino lo que pasaba en el resto del mundo, una China paralizada, y un mundo que ya tomaban medidas incipientes, pero al fin y al cabo medidas, pero nosotros no.

 Quién dijo miedo, estábamos más pendientes de cómo era que se iba armar la rumba para los carnavales de Barranquilla, ya preparando ” NO JODA ” la rumba en Valledupar, porque eso sí, nada ningún detalle se descuida en la tierra del ÑEÑE Y CAYITA.

Por esta poca visión y la falta de experiencia de nuestro presidente, y por todas las medidas fuera de tiempo -algunas inexplicables- como la del avión que voló a la China a repatriar y posiblemente exponer a 50 millones de colombianos, buscando subir en las encuestas sin medir las consecuencias, o los desesperados anuncios de ayuda de 160 mil pesos a los vendedores ambulantes, que no solo es una suma irrisoria sino inejecutable o explíquenme ¿cómo van a buscar  a más de 8 millones  de vendedores de la calle para entregarles 1.2 billones de pesos ?

Qué vamos hacer cuando los moto taxistas que llevan diario a su casa 50 mil peso, y en el solo montería son más de 30 mil, y que mueven una economía de barrio, pues es el circulante de las tiendas y el alimento de más de 150 mil personas.

 ¿Qué anuncio les van hacer?

No quiero ni pensarlo, no más medidas erráticas ni solitarias de poder, es la hora de reunir a todas las fuerzas políticas sin excepción, llámense Farc o polo o verde, liberal o conservadores.

Aquí se necesita ya un gabinete de guerra, porque esto es una guerra señor presidente DUQUE, una que debemos librarla entre todos y los muertos los ponemos todos así que es la hora de la grandeza.

Aquí no está en juego el CENTRO DEMOCRÁTICO o el legado del expresidente Uribe, aquí está es en juego la vida de miles de compatriotas, tome usted la decisión Histórica, de convocar a este país sin mezquindades, sin egos, y le aseguró que así de verdad y solo así, después de una petición de 203 años de SIMÓN BOLÍVAR,  ” si mi muerte contribuye a que cese la lucha de los partidos y se consolide la paz yo bajaré tranquilo al sepulcro “, dele a esa alma La Paz que nuestra mala leche no le ha dado, y pase usted a la historia como un estadista que cambió el rumbo incierto de esta nación, está a tiempo de hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *