Por rumor de presunto rapto de un niño casi linchan a los ocupantes de una camioneta en Montería (Videos)

Un total caos se registró en horas de la noche de este martes, 6 de abril, cerca de la Terminal de Transporte de Montería, donde tres personas que se desplazaban a bordo de una camioneta casi son linchadas por una turba enardecida que se había dejado llevar por un rumor que circuló a través de las redes sociales.

En audios de WhatsApp daban cuenta del presunto rapto de un menor en el barrio Mogambo que conllevó a este desenlace que causó alarma por horas entre los monterianos.

El coronel Carlos García, comandante encargado de la Policía Metropolitana de Montería, indicó que en realidad lo que hubo fue un mal entendido, pero las personas dejándose llevar por lo que circulaba en la red social pensaban que en la camioneta llevaban al niño que daban por raptado.

Efectivamente, en el vehículo iba un niño, pariente de las personas que iban en la camioneta. Los ocupantes de la unidad quedaron asombrados al verse acorralados por decenas de personas que ignorando todo afirmaban que se trataba de un presunto secuestro.

Al sitio acudieron funcionarios policiales, quienes tuvieron que mediar en la situación y explicarle a los ciudadanos que no había ninguna irregularidad y que ni la camioneta y mucho menos los ocupantes estaban involucrados en un hecho de rapto de niños.

Ante esta situación, también se pronunció el secretario de Gobierno de Montería, Gabriel Moreno, quien rechazó este accionar y pidió a los ciudadanos que no se dejen llevar por la desinformación que en este caso hubiese ocasionado una tragedia.

“No existió ningún hecho de un supuesto rapto de un niño (…) Por la desinformación casi destrozan la camioneta y agreden a los ocupantes”, indicó el secretario, quien al mismo tiempo pidió cordura y mesura ante este tipo de información que circulan.

También se pronunció el padre de los jóvenes que iban en la camioneta, quien explicó que sus hijos (13 años y otro mayor de edad) iban a realizar un mandado, cuando unos motorizados los comenzaron a perseguir y a lanzarles piedras por creer que en el vehículo llevaban al niño de quien decían habían presuntamente secuestrado.

El hombre indicó que en medio de la agresión rompieron el vidrio trasero de vehículo, por lo que la novia del conductor tomó al niño que iba en la parte trasera y para resguardarlo lo colocó en el puesto delantero. Afortunadamente no sufrieron daños mayores.

Guerrero reiteró que no existe ninguna denuncia sobre algún secuestro contra un menor en el municipio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *