ONU alerta sobre la rápida recuperación del narcotráfico durante la pandemia

Las organizaciones del crimen organizado en lo relativo a una actividad ilegal que depende en gran medida de la capacidad de desplazarse y de transportar mercancías: el narcotráfico. Como sus pares de la economía legal, los mercados de la droga estuvieron paralizados de forma temporal en la mayor parte del mundo durante la primera fase de la expansión de la enfermedad en 2020. Sin embargo, el tráfico y la venta de estupefacientes se han recuperado de forma muy rápida hasta alcanzar los niveles anteriores a la pandemia, advirtió la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Sin embargo, han puesto de relieve una vez más la gran capacidad de adaptación de estas organizaciones criminales. Para sortear las barreras que ha conllevado la lucha contra la pandemia, el narcotráfico aceleraron dinámicas que ya habían iniciado antes. Entre ellas, la de dar prioridad al transporte en cargamentos grandes de estas sustancias a causa de las restricciones a los viajes y de la imposibilidad de efectuar pequeños envíos mediante las llamadas “mulas”, personas que se hacen pasar por pasajeros normales y que viajan, normalmente en avión, con cantidades pequeñas de droga escondidas dentro de sus cuerpos.

Del mismo modo pandemia no afectó a la producción en 2020 en los tres países de los que proviene el 95% del opio producido de forma ilícita en el mundo: Afganistán, México y Myanmar (antigua Birmania). La producción de opio requiere de una gran cantidad de mano de obra en el cultivo y la cosecha de adormidera, que podrían haberse visto afectadas por la crisis de la covid-19, pero una combinación de factores -el momento en que se produjo la cosecha y las estrategias para afrontar la limitación [de mano de obra] adoptadas por los agricultores, por ejemplo, recurrir en mayor medida a la mano de obra familiar de mujeres y los niños y de los trabajadores locales- evitaron alteraciones importantes”, precisa el informe de Naciones Unidas.

Aunque durante las fases iniciales de expansión del coronavirus, en el segundo trimestre de 2020, la manufactura de esta droga se interrumpió, la producción “volvió a su nivel normal poco después en los tres principales productores de coca:, Bolivia, Colombia y Perú”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *