Obreros que construyeron un colegio al sur de Bogotá llevan más de un año esperando el pago: nadie les da respuestas

En un calvario se ha convertido la vida de un grupo de obreros que desde marzo de 2020, están a la espera de que se le paguen sus honorarios por haber prestado sus servicios para la construcción de la sede ‘A’ del colegio oficial Rafael Uribe Uribe, ubicado en la localidad de Tujuelo, al sur de la ciudad de Bogotá.

La Piragua habló en exclusiva con uno de los afectados, Jhon Jairo González, quien desde hace más de un año ha emprendido una lucha para lograr que le cumplan con el pago y eso lo ha convertido en la voz de sus compañeros.

Él señala a la empresa Colpatria de ser la responsable del incumplimiento, pero también hace cuestionamientos contra veedores, la secretaria distrital de Educación, la alcaldesa Claudia López, e incluso contra la ministra de Educación, María Victoria Angulo; pues pese a que ha llamado su atención, no ha recibido respuestas.

En la ficha del contrato (2588-2016 MEN), que está disponible en la página web de la Secretaría de Educación de Bogotá, se puede apreciar que el valor por el que fue firmado es de $20.299.499, monto del cual debía salir la nómina para los empleados.

Despido por pandemia

González explica que todo el dilema comenzó cuando el 11 de marzo del año pasado, la constructora le notificó a él y al resto de los obreros, que la obra no continuaría y que por ende, estaban despedidos. Según el vocero la razón fue la recesión económica por la que atravesó el país durante los primeros meses de pandemia, motivo por el cual alegaron no poder mantener la planta de empleados.

Sin embargo, habla de que irónicamente “la mismísima Colpatria firmó la carta ProBogota para la reactivacion económica del país, saliendo como héroe de la Patria, diciendo que con gusto paga mas impuestos si esto ayuda a la reactivacion económica del país, sabiendo la deuda que tiene con estos pobres obreros que construimos este colegio público”.

En este sentido, Jhon Jairo González lo que exige es una respuesta sobre el el salario y la liquidación que se les adeuda a todos los afectados por esta situación. Por el momento ha hecho del problema a través de los medios de comunicación y de sus redes sociales, pero afirma que de no encontrar soluciones prontas, tratará de llegar a entes internacionales si es necesario.