Nuevos focos de coronavirus en varias partes de mundo

Han aparecido nuevos focos de contagio del coronavirus en el mundo, a medida que los países buscan un difícil equilibrio entre la reapertura de sus economías y la prevención de una nueva ola de contagios y muertes. En Europa se inició un debate el miércoles sobre la temporada estival de viajes.

En muchos lugares se estaban logrando avances, incluyendo Nueva Zelanda, que no reportó nuevos casos el miércoles por segundo día consecutivo y el cuarto desde la semana pasada.

Las autoridades de Corea del Sur dijeron el miércoles que no tenían planes inmediatos para reactivar las normas de distanciamiento social a pesar de un incremento en los casos relacionados con clubes nocturnos en Seúl.

Las autoridades de Wuhan, la ciudad china donde comenzó la pandemia del coronavirus, seguían adelante el miércoles con sus esfuerzos para realizar pruebas de detección del virus a sus 11 millones de residentes en 10 días tras la aparición de un puñado de casos nuevos.

Por su parte, el principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno de Estados Unidos lanzó una severa advertencia, al señalar que las ciudades y estados podrían registrar un repunte de decesos por COVID-19, la enfermedad causada por el virus y más problemas económicos si levantan las órdenes de confinamiento demasiado rápido.

Su posición contrasta con la del presidente, Donald Trump, quien está presionando para tratar de enderezar una economía en caída libre.

“Existe un riesgo real de desencadenar un brote que quizás no se pueda controlar”, advirtió el martes el doctor Anthony Fauci a una comisión del Senado y a la nación, mientras más de dos decenas de estados empezaban a suavizar sus cuarentenas.

En Líbano, las autoridades reinstalaron la cuarentena nacional por cuatro días a partir del miércoles por la noche al reportarse nuevos contagios atribuidos, según las autoridades locales, a que no se respetan las normas de distanciamiento social.

A pesar del riesgo de nuevos brotes, los países de Europa tratan de reanudar los viajes transfronterizos, sobre todo ante la inminencia de las vacaciones de verano para los países cuyas economías dependen del turismo.

La tensión en busca de un equilibrio entre la protección de la población frente al virus y las duras consecuencias económicas se vive en muchos otros países.

Italia levantó parcialmente las restricciones la semana pasada y registró un enorme incremento en los casos confirmados de coronavirus en su región más afectada. Pakistán reportó 2.000 nuevas infecciones en un único día por primera vez desde el alivio de las medidas, que llevó a la gente a abarrotar mercados en todo el país.

En muchos lugares se estaban logrando avances, incluyendo Nueva Zelanda, que no reportó nuevos casos el miércoles por segundo día consecutivo y el cuarto desde la semana pasada.

Las autoridades de Corea del Sur dijeron el miércoles que no tenían planes inmediatos para reactivar las normas de distanciamiento social a pesar de un incremento en los casos relacionados con clubes nocturnos en Seúl.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *