Nuevo encontronazo entre Petro y Uribe: aquí le contamos el porqué

Un nuevo rifirrafe se armó en las últimas horas entre el líder progresista Gustavo Petro y el expresidente Álvaro Uribe Vélez, tras los señalamientos que hiciera el político de la Colombia Humana sobre las tierras que poseen muchas personas y no son productivas.

Petro, quien aspira llegar a la Presidencia de la República en 2022, durante su intervención en un debate en el Congreso, donde se hablaba de agricultura, propuso vender las tierras de Uribe para, según su punto de vista, hacerlas productivas y generar empleo.

“Álvaro Uribe es un gran terrateniente, poseedor de tierras, en general de ganadería extensiva, es decir, no es productivo. Representa una capa de poseedores de la tierra, que son como 2.000 o 3.000 personas, que en realidad tienen casi el 70 % de la tierra fértil del país. Ahí no se cultiva una mata de yuca. Han cimentado la idea de que la tierra es sinónimo de poder y no que la tierra es un instrumento productivo”, dijo Petro.

Petro durante su discurso siguió basando su idea y puntualizó lo siguiente: “Para que este mundo productivo de la tierra sea posible, los poseedores que ven la tierra como poder y no como instrumento productivo, tienen que retroceder, deben liberar la tierra. Yo propongo comprársela, no para que quede en propiedad del Estado, sino para que quede en propiedad de quienes ven la tierra como un instrumento de producción. Es decir, comprarle las haciendas a Álvaro Uribe para que allí se pueda producir comida. Él la piensa como un instrumento de poder”.

Ante estas afirmaciones, salió al paso Uribe, quien atribuyó la propuesta a la “ignorancia productiva y el odio comunista”.

El pronunciamiento lo hizo en un mensaje publicado en sus redes sociales, que bautizó “Nuestra familia finquera y la violencia”, en el que hace un recuento de cómo su familia ha sido víctima de las Farc.

“Ambos a la cabeza (Petro y Cepeda), el odio comunista, con su ignorancia productiva, quieren hacer de mi tarea de finquero otro motivo de populismo electoral y de cobarde incitación a la violencia contra mi persona y mi familia”, escribió.