“Nuestra obligación es corregir las problemáticas”: superintendente de Salud en visita a Córdoba

En visita especial al departamento de Córdoba, el Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, inspeccionó la prestación de los servicios en la región y promovió un espacio de participación ciudadana para escuchar las inquietudes de los veedores en salud y los líderes del control social.


Durante el diálogo directo, se evidenció que las principales preocupaciones de los usuarios son la entrega inoportuna de medicamentos y las demoras para el acceso a las consultas médicas especializadas.


“Los veedores, los líderes y la comunidad seguirán siendo nuestros ojos vigilantes en las regiones y nuestra obligación es ayudar a corregir las problemáticas”, señaló Aristizábal Ángel, al indicar que seguirá tomando decisiones contra quienes no ven la salud como un derecho fundamental.


Recordó que durante su gestión se han revocado totalmente o liquidado 11 EPS en el sistema la última de ellas, esta semana- y que estas decisiones se han traducido en el traslado de millones de usuarios a otras entidades de salud donde les garantizan la atención con calidad y oportunidad.


Por su parte, la superintendente Delegada de Protección al Usuario, Marianella Sierra, se comprometió con la comunidad a hacer un estricto seguimiento de cada una de las reclamaciones, quejas o peticiones, para que sean respondidas por las EPS.


En el ejercicio de control social realizado en Montería participaron 30 líderes, al igual que las autoridades de salud y los representantes de la EPS que operan en el departamento.

Visita a hospitales


Durante un recorrido por los hospitales Sandiego de Cereté y San Jerónimo de Montería, que están bajo intervención de la Supersalud, Aristizábal Ángel destacó los avances evidenciados la atención de la pandemia y las acciones adoptadas para su recuperación integral.

En este sentido, indicó que el Hospital Sandiego de Cereté hoy cuenta con mejoras en su infraestructura, nuevos servicios especializados (UCI, nefrología, cardiología y neurología) y un trato más humanizado a los pacientes.


“Hoy, va aumentando su facturación y la recuperación de la cartera. Ha logrado acuerdos de pago por 3.700 millones de pesos, a través de las mesas de flujo”, agregó el Superintendente, durante el acto de entrega de una dotación de equipos biomédicos y mobiliario por 3.000 millones de pesos, aportados por el Ministerio de Salud.


Asimismo, en la entrega de reconocimientos a un grupo de pensionados del hospital San Jerónimo, el funcionario los exhortó a continuar brindando servicios de calidad y salvando las vidas de miles de pacientes.


“Nos dejan un legado y un compromiso muy grande por esta institución”, dijo el Superintendente, tras reconocer su desempeño durante décadas en el hospital.

Boletín de prensa.