MinSalud planea regular el uso de vapeadores y cigarrillos electrónicos

El Ministerio, la Liga Colombiana contra el Cáncer y la Sociedad Colombiana de Medicina Familiar, aseguran que los vapeadores y cigarrillos no representan un peligro para la salud de quienes los consumen, ni evitan dejar de utilizarlos, por el contrario, provocan mayor dependencia por la nicotina.

Por su parte, Nubia Bautista, subdirectora de Enfermedades no Transmisibles, desde el Ministerio de Salud, afirmó que se estarán ejecutando medidas con fin de mitigar el uso del tabaco, las cuales se deberán ampliar a los nuevos productos como lo son los los vapeadores o los llamados cigarrillos electrónicos. Estas disposiciones estarían enfocadas en proyectar más información acerca de los riesgos que pueden surgir a partir del consumo de estas sustancias.

“Los vapeadores y otros productos emergentes de administración de nicotina y sin nicotina no cuentan con evidencia científica libre de conflicto de interés para ser considerada como una alternativa de riesgo reducido para los consumidores de tabaco en Colombia, como sí se cuenta para los programas de sustitución de metadonas o de intercambio de jeringas para consumidores de heroína, sustancia sobre la cual no existe ningún tipo de regulación al ser ilícita”, señaló la doctora Bautista.

De igual manera, el Gobierno emitió un llamado de atención frente a las afectaciones que simbolizan los sabores que causan inclinación, la facilidad de acceso y la desinformación que existe. De acuerdo con expertos casa vez más asciende la población joven que está utilizando estos dispositivos que “administran más nicotina que los cigarrillos tradicionales” como lo indicó, Alfonso Ávila, miembro de la Sociedad Colombiana de Medicina Familiar.

Pese a ello, la controversia continua entre la sociedad científica sobre el empleo de estos aparatos. Algunos expertos aseguran que es la mejor alternativa para contrarrestar el “síndrome de abstinencia” y disminuir el problema del tabaquismo y de enfermedades del tracto respiratorio en las personas que se consideran “adictas a la nicotina”.

La última encuesta de Consumo de Sustancias Psicoactivas suministrada por el DANE arrojó como resultado que un 5% de la población entre las edades de 12 y 65 años aseguraron haber usado vapeadores o cigarrillos electrónicos.