La situación en La Mojana fue uno de los temas base de la reunión entre alcalde de Ayapel y gobernador de Córdoba

Luego de las denuncias, quejas y requerimientos que ha hecho en los últimos días el alcalde de Ayapel, Isidro Vergara, sobre la situación que está dejando la ola invernal en la región de La Mojana; el gobernador Orlando Benítez lo recibió en su despacho para encontrar soluciones en este y otros aspectos.

A través de su cuenta en Twitter el mandatario departamental indicó que mediante conversaciones con Vergara se busca articular esfuerzos para subsanar las necesidades de los cientos de damnificados que han dejado las lluvias en este municipio, en donde la crecida del río Cauca rompió el dique en el punto crítico de Cara de Gato y generó grandes inundaciones.

Justamente en esa zona estuvo el alcalde el pasado 29 de octubre y allí se encontró con que pese a los trabajos que ha adelantado la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo (UNGRD), se han abierto 200 metros más de boca por donde está pasando el afluente arrasando con todo lo que haya a su paso.

En este sentido en un contundente mensaje dijo que los trabajos adelantados hasta ahora han estado “mal hechos” y pidió respuestas inmediatas a la UNGRD pues asegura que ya su administración no tiene cómo mantener a tantas familias damnificadas.

Por su parte, la UNGRD informó hace unos días que se siguen adelantando las obras de emergencia con la ayuda de ‘megabolsas’ para cerrar el chorro que se originó con la fuerza del río.

Desde Cara de Gato su director, Eduardo José González, explicó los que en el lado sur del punto crítico se ha avanzado 150 metros y en lado norte 200 metros.