LA GUACA PRESIDENCIAL

Por: Rafael Ángel Gómez Gómez

El destino de cada ser humano cambia en fracciones de segundo, un accidente, una noticia que te dice que tienes cáncer, la muerte o ausencia de un ser querido, estos momentos que nos da el destino son para bien o para mal y en otros para ambas situaciones, no sé si esa decisión de JUAN MANUEL GALÁN PACHÓN, hijo de GALÁN, después de pasados 31 años desde la muerte de su padre, parece que hay un arrepentimiento tardío de aquella decisión que tomó a sus 17 años. Fue una carrera contra el reloj lo que sucedió después de los acontecimientos del cementerio central de Bogotá.

Mi madre, MAGOLA GÓMEZ, acompañó con angustia y dolor el féretro de GALÁN por las calles de Bogotá y se regresó el lunes a Montería y yo viajé el martes a Bogotá, después de que mi amigo el periodista GERMÁN CHARRY MARTÍNEZ (Q.E.P.D.) me llamara el lunes colocándome al teléfono a CÉSAR GAVIRIA, quien me pidió que llevara una carta de apoyo de mi sector ‘LIBERALES CON GALÁN’ y dialogara con los amigos de GERMÁN ALBERTO BULA ESCOBAR y su Movimiento Liberal Socialdemócrata, cuyo nombre fue sugerido por el periodista y diputado en ese momento MORGAN JIMÉNEZ BULA. En la actualidad el DOCTOR BULA es magistrado del Consejo de Estado, mi misión era conseguir que los amigos de BULA ESCOBAR  firmaran, pues existía una disputa entre él y Gaviria  para que ellos también lo hicieran, pues GERMÁN ALBERTO BULA, cuando era MINISTRO DE GOBIERNO CÉSAR GAVIRIA, le dijo a este: “ministrillo de voz aflautada”.

Eso ya era una carga grande para GERMÁN ALBERTO BULA, que fuera por cosas de la “Guaca”  presidencial y el destino del futuro Presidente de Colombia, pero a pesar de su mala relación con CÉSAR GAVIRIA, este fue noble con su contradictor y las prevenciones que tenía contra él por su amistad con JOSÉ FRANCISCO JATTIN Y JORGE RAMÓN ELÍAS NADER, antiguos aliados de su padre GERMÁN BULA HOYOS;  GERMÁN  ALBERTO los define como “traidores”,  pero pienso diferente y en la política tradicional la “lealtad” es exótica, lo que hay son movimientos individuales o empresas familiares y se demostró más adelante cuando Jorge Ramos y José FRANCISCO se enfrentaron, y esa ya es otra historia de la política de CÓRDOBA que contaré.

La reunión del miércoles 23 de agosto de 1989 empezó a las 9:00 a.m. en la sede de la FUNDACIÓN NUEVO LIBERALISMO, fue candente y emotiva, ya GERMÁN CHARRY y yo nos habíamos reunido el día anterior en horas de la tarde recién llegado yo de Montería, teníamos claro que algo se tejía en contra de CÉSAR GAVIRIA, algunos políticos desconfiaban de él y otros viejos militantes del Nuevo Liberalismo estaban resentidos pues consideraban que lo hecho por el hijo de GALÁN en el cementerio fue una encerrona que dejaba por fuera a dirigentes de la vieja guardia y le regalaban la ya casi segura presidencia de la República a un advenedizo que solo unas cuantas semanas había acompañado a GALÁN y, a no dudarlo, tenían la RAZÓN.

Fue candente el tema de las intervenciones, iban en orden alfabético por departamentos y como en toda empresa heterogénea y frágil por las cargas ideológicas que había ahí, se escucharon tantas insensateces como la del senador por el Chocó Jorge Tadeo Lozano, quien propuso crear un fondo de becas con auxilios parlamentarios,  o  sea, todo lo que LUIS CARLOS GALÁN combatió.

Pero indudablemente se esperaba el ataque de los más experimentados políticos, y el encargado de esta avanzada fue el SENADOR ANTIOQUEÑO FEDERICO ESTRADA VÉLEZ, quien en el uso de la palabra pidió que se aplazara la decisión de arrancar con candidato para que fríamente se escogiera, sin la carga emocional del cementerio central, a quien llamarían jocosamente “el fenómeno del niño o la guaca presidencial”, por aquello que CÉSAR GAVIRIA se encontró de forma accidental e imprevista la PRESIDENCIA EN UN ENTIERRO, que además  era un proyecto impensable para GAVIRIA, quien solo quería hacerse elegir SENADOR y disputarse el liderazgo en RISARALDA Y PEREIRA con el viejo dirigente liberal ÓSCAR VÉLEZ MARULANDA “PLUMÓN” , a quien, de paso, esta elección le cambió su destino y se acabó políticamente con la llegada del nuevo liderazgo.

Ya la estrategia estaba jugada y se estaba saliendo de las manos, pues los veteranos parlamentarios aliados con los resentidos del Nuevo Liberalismo pedían un tiempo de espera y la fecha escogida fue el mes de septiembre en Barranquilla, propuesta por DON FUAD CHAR, sin malicia, pues esta fecha había sido coordinada con el mismo GALÁN pocos días antes de su muerte.

En medio de tantas discusiones me llama ‘DAVICITO’ TURBAY, me dice: “Rafa, esto se está enredando, hagamos algo urgente”, traía redactada a mano la proclamación de CÉSAR GAVIRIA, empezamos  en otras hojas a recoger las firmas pero eso ya era un circo y estos DINOSAURIOS se asustaron y le dije a DAVID TURBAY que pidiera la palabra y propusiera la proclamación de una, en un golpe de audacia y suerte que al final serían dos con el del cementerio central. CÉSAR GAVIRIA  fue proclamado en medio del desconcierto por el veterano GERMÁN BULA HOYOS recientemente fallecido, y los seguidores de PATRICIO SAMPER, a quien pedían los más cercanos al antiguo proyecto del Nuevo liberalismo, pero en medio del caos y la discusión donde la mayoría aclamaba a GAVIRIA y una minoría abucheaba,  del recinto emerge la voz anestesiante de GALÁN, cuando recientemente en SOACHA había anunciado que CÉSAR GAVIRIA era su jefe de debate, hubo un silencio sepulcral, las lágrimas rodaban por las mejillas de la mayoría y el desconcierto y descontrol de otros que veían cómo se les escapaba de las manos la candidatura presidencial.

En medio de globos rojos y blancos, CÉSAR GAVIRIA acepta la candidatura presidencial, algo loco e inesperado, y al final de la tarde quedamos reunidos unos pocos con un sorprendido GAVIRIA, FABIO VILLEGAS, JUAN GUILLERMO ÁNGEL, EMILIO MARTÍNEZ ROSALES, DAVID TURBAY Y YO, RAFAEL GÓMEZ, estos provincianos costeños, otro concejal de El Espinal – Tolima y los pereiranos que solo atinaban a decir qué pensaría ” plumón” Óscar Vélez Marulanda cuando se enterara de este extraño giro de la política, GAVIRIA ya no sería candidato al Senado sino a la PRESIDENCIA, Juan Guillermo al SENADO y Fabio Villegas a la CÁMARA DE REPRESENTANTES, todos saldrían elegidos, sólo FABIO renunció para ser secretario privado de GAVIRIA. Tengo que reconocer que CÉSAR GAVIRIA respetó nuestro espacio político y, si no es por otros acontecimientos que serán tema de la próxima entrega, MAGOLA GÓMEZ hubiese sido la primera mujer gobernadora de CÓRDOBA nombrada, porque lo fue encargada en el gobierno de CAMILO JIMÉNEZ VILLALBA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *