Ingrid Betancourt le recordó a ex-Farc su crueldad en el secuestro

Por primera vez, desde que en el año 2008 terminó su cautiverio de más de seis años, la ex candidata presidencial, Ingrid Betancourt, estuvo cara a cara con miembros de la desaparecida guerrilla Farc, el grupo responsable de su secuestro.

Betancourt expresó que el valor de este encuentro radica en que quienes actuaron como señores de la guerra y “quienes lo padecimos nos levantamos al unísono ante Colombia para decirle al país que la guerra es un fracaso. Que solo ha servido para que nada cambie y para seguir postergando el futuro de nuestra juventud”. Además, reflexionó sobre el encuentro y sobre la posibilidad de que víctimas y victimarios participen de un acto de reconciliación.

Sin embargo, se pronunció de manera sentida sobre la posición que sostuvieron los ex-Farc que hablaron antes de Rodrigo Londoño Timochenko en el evento. “Debo confesar que me sorprende que nosotros de este lado del escenario estemos todos llorando, y que del otro lado del escenario no haya habido una sola lágrima”, dijo.

A la ex candidata presidencia le llamó la atención, por ejemplo, el excombatiente Abelardo Caicedo: “Yo hubiera querido oírlo a usted, como comandante, decir si usted secuestró a alguien, decir si usted dio la orden de que mataran a alguien”. 

En cuanto a Pedro Trujillo, quien dijo que observaba con vergüenza las acciones cometidas por la extinta guerrilla, Betancourt le pidió que aclarara qué era lo que sentía. “¿Es una vergüenza porque la sociedad les está reclamando por lo que hicieron o es la vergüenza del alma?”, preguntó.

A Carlos Antonio Lozada –quien horas antes había sido interpelado por una asistente al finalizar su discurso, quien le gritó: “¿y el perdón?”– también le llamó la atención. “Yo quería oírlo hablar desde su corazón, no desde la política. Acá estamos seres humanos, no está el Estado, estamos los colombianos al desnudo, mirándonos en el drama”.

De otro lado, dijo que le agradecía a Timochenko el esfuerzo de reconocer el crimen, pero le hizo un fuerte llamado.

“Usted habló de reparar a las víctimas, y yo le pregunto: ¿cómo va a hacerlo?, ¿dónde están los recursos del narcotráfico que ustedes acumularon por los años de guerra?”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *