Ingeniero venezolano es el primero en recibir estadía regular de la mano de Duque

Óscar Enrique Soto no salía de su sorpresa. Quien tocaba a la puerta de su casa en la mañana del miércoles era el Presidente Iván Duque, quien sin mayores preámbulos le dijo: “Don Óscar Soto, usted es la primera persona que recibe en este país la tarjeta de Protección Temporal por 10 años, para que sea visible, para que ejerza sus derechos y para que Colombia lo reciba con las manos abiertas”.

Hasta la vereda Márquez en La Calera, Cundinamarca, llegó el Jefe de Estado para su cumplir la promesa de entregar personalmente el documento que identifica al primer ciudadano venezolano migrante acreditado como beneficiario del Estatuto Temporal de Protección a Migrantes, que expidió el Gobierno Nacional, para solucionar la situación de 1,8 millones de venezolanos que residen en Colombia.

“Señor Presidente, yo no me imaginaba que usted iba a venir hasta acá”, solo atinó a decir este ingeniero metalúrgico venezolano de 49 años, al encontrar al otro lado de su puerta al Presidente Duque. Él es padre de una niña que se encuentra en el vecino país, quien lleva cuatro años en Colombia y montó un taller de remolques con el que se gana la vida.

“Le digo sinceramente, esto es una llave para todos nosotros los venezolanos. Esto va a ser para pagar el seguro, para abrir una cuenta bancaria y estar legalmente en este país. Estoy muy alegre, muy contento y espero que todos los venezolanos se sumen a esto”, respondió Soto al Mandatario.

El ingeniero Soto es oriundo de Acarigua, en el estado Portuguesa de Venezuela y   llegó a Colombia por Arauca, en el año 2017, buscando mejores condiciones de vida. Estuvo inicialmente en Yopal, donde inició su negocio y después viajó a Bogotá. Estando en la capital, conoció La Calera y decidió quedarse allí porque le recuerda su niñez.

El Presidente de la República le explicó al ciudadano venezolano que fue seleccionado de entre los 1,4 millones de personas que están inscritas en el Registro Único de Migrantes Venezolanos (RUMV), y el documento le permitirá la permanencia en Colombia en condiciones de regularidad migratoria especial. 

Estoy muy contento de venir a visitarlo”, añadió Duque y le reiteró que ahora cuenta con una herramienta jurídica complementaria del régimen de protección internacional de refugiados, el cual refleja el compromiso de Colombia con la protección de los derechos humanos. “Téngala siempre a la mano”, le advirtió. 

En su reciente visita de trabajo a Estados Unidos, el Presidente Duque expresó que la acogida y la regularización de los migrantes venezolanos los beneficiará a ellos, al desarrollo de Colombia y fortalecerá los lazos históricos entre los dos países. Las declaraciones las entregó al recibir la Medalla de Oro de Américas Society/Council of the Americas, organización empresarial de Estados Unidos que promueve el libre comercio y la democracia en las Américas.

El objetivo de otorgar, de forma gratuita, un Permiso por Protección Temporal constituye no sólo un gesto emblemático de solidaridad y fraternidad del gobierno colombiano, sino también, la no criminalización del ingreso o permanencia irregular de personas y el respecto al principio de no devolución en materia de refugiados.

En la tercera fase del proceso se está preparando la entrega de 200 mil personas, con prioridad para niños.

En la actualidad, el éxodo de venezolanos es el de mayor magnitud en todo el mundo y en el marco de esa crisis, nuestro país es el segundo mayor receptor de migrantes después de Turquía.

Nota de prensa.