“Hacer valer nuestros derechos constitucionales nos ha costado la vida”: precandidata indígena a la Presidencia, Arelis Uriana

Luego de haber sido lanzada de manera histórica en el resguardo Mayabangloma de Fonseca-La Guajira, la precandidatura de Arelis Uriana a la Presidencia de la República, avanza con fuerza. La líder indígena que va por el Movimiento Alternativo Indígena Social (MAIS), que hace parte del Pacto Histórico, tiene la certeza de que su aspiración a la Casa de Nariño tiene un gran significado para las comunidades étnicas. 

A propósito de eso, Uriana concedió una entrevista a RCN Radio en la que habló de lo que ha sido para ella esta precandidatura y de los retos y las críticas a la que se ha enfrentado, las cuales -asegura- no le bajan la moral ni la guardia. 

A continuación el texto íntegro reseñado por tal medio: 

Afirmó que “ver la realidad, la situación en la que está el país, donde los colombianos están pidiendo a gritos un cambio porque ya no quieren más guerra”, la motivaron a aspirar a la presidencia de la República.

“Creo que las mujeres tenemos esa capacidad para analizar y mirar qué es lo que realmente puede transformar a Colombia, por eso hoy estamos presentando una precandidatura indígena”, dijo.

Al ser pregunta por qué en el país hasta ahora hoy una mujer indígena aspira llegar a la Casa de Nariño, respondió: “Con esta aspiración a la precandidatura, hasta en la consulta interpartidista, nos han mirado como que no tenemos la capacidad por no tener un alto nivel académico, que es lo que más nos han reprochado en redes sociales. Personas que se han dirigido a nosotras diciéndonos ‘las mujeres no tienen esa capacidad, cómo van a gobernar el país si son indígenas, si son afro’, como el caso de la compañera Francia Márquez, que también ha sido muy señalada por no tener ese alto nivel académico”.

En ese sentido, Uriana explicó que para cambiar esos señalamientos y llegar a la presidencia no se necesita un alto nivel académico.

“Más bien se necesita tener claridad política, conocer las realidad y las problemáticas que hay en nuestro país, y quien más que nosotras que hemos sufrido el flagelo de la guerra, el flagelo del conflicto armado en nuestros territorios”, dijo.

Sobre la actual contienda electoral, aseguró que “ es un gran reto. Hay muchos que nos han dicho (que)  nadie le gana a Gustavo Petro, al Centro Democrático, a la derecha, pero no todo está dicho. Esta es la oportunidad en la que vamos a mostrar como movimientos alternativos dentro del Pacto Histórico que el pueblo tiene el poder, el pueblo es la fuerza, el pueblo es quien decide y el pueblo es quien elige”, indicó.

Consideró que en el estallido social, cuando la guardia indígena ha sido protagonista por pedir una igualdad en derechos y garantías, “este país se convirtió en el país de los trapos rojos en las ventanas.

“La pobreza está en el 42%, la gente no tiene la oportunidad de comer bien, de vivir bien, esos han sido uno de los principales factores que han hecho que nuestra gente ya no confíen en los gobierno de turno que han pasado y que nos han gobernado por 500 años. Yo creo que este es el momento Colombia necesita luchar contra el cambio climático, garantizar una educación, salud y vida digna”, dijo la precandidata presidencial a RCN Radio.

También se refirió al manejo que el gobierno Duque le ha dado a las protestas en el país: “ Creo que al presidente Iván Duque le ha faltado gallardía, le ha faltado reconocer y le ha faltado garantizar la vida a nuestros jóvenes, pero se ha mostrado indiferente”.

Finalmente, puntualizó que los pueblos indígenas en el país han sido reprimidos discriminados, estigmatizados, señalados y perseguidos: “Nos ha costado mucho lograr reivindicar nuestros derechos, hacer valer nuestros derechos constitucionales nos ha costado la vida, derramar muchas sangre de nuestros hombres y mujeres”.