Habrá cerco sanitario para personas que destaparon féretro de fallecido por COVID-19

Tras conocer el video que circula en redes sociales, en el cual se observa que algunas personas proceden a destapar un féretro en el cementerio municipal, la Alcaldía de Malambo rechazó la actitud de las personas y anunció un cerco sanitario.

Sobre el hecho, afirmaron que la persona fallecida se trataba de un caso confirmado de COVID-19, el cual por sus complicaciones de salud había sido trasladado a una institución prestadora de servicios de salud donde finalmente falleció

La alcaldía expresó su empatía con el dolor que produce la partida de un ser querido. Sin embargo, resaltaron que la situación actual de la pandemia nos exige, como medida preventiva del contagio, prohibir que los familiares puedan ver, destapar o tocar a su ser querido que haya fallecido por el virus ni realizar los rituales funerarios acostumbrados.

Lea también: Sin miedo a nada: Familiares de un fallecido por COVID-19 abrieron su ataúd en pleno cementerio (+ video)

La Alcaldía de Malambo rechazó y desaprobó la “actitud irresponsable e irracional” asumida por algunas personas cercanas al fallecido, las cuales violando todos los protocolos de bioseguridad procedieron a aglomerarse, destaparon las bolsas donde estaba embalado el cadáver, sin contar con ningún elemento de protección personal; lo cual ha expuesto a las personas que ahí se encontraban a un probable contagio de Coronavirus.
Aseguraron que comenzarán los cercos epidemiológicos con las personas que participaron en el sepelio; asimismo, se iniciará la investigación contra la IPS y la funeraria La Resurrección por los presuntos incumplimientos en los protocolos.


De igual manera, se procederá a individualizar las personas que participaron en tan reprensible acto, a fin de imponer las medidas sancionatorias establecidas en el Código Nacional de Policía por la violación de las medidas sanitarias vigentes.


Explicó que el Ministerio de Salud y Protección Social estableció en abril un protocolo para el manejo, traslado y disposición final de cadáveres por SARS -COV- 2 (Covid-19); el cual es de obligatorio cumplimiento para las IPS y funerarias, entre otros.


La alcaldía indicó que el referido protocolo señala que el médico tratante de la IPS deberá certificar la muerte e informar a sus familiares o a la entidad territorial en caso de que éstos no posean recursos; a fin de coordinar los servicios funerarios. 

“La IPS embala el cuerpo del fallecido en doble bolsa de cadáveres para evitar filtraciones; posteriormente la funeraria procede a su alistamiento y traslado directo hacia el cementerio sin desviación en su trayecto; para lo cual la funeraria debe contar con un permiso previamente diligenciado ante Secretaría de Gobierno municipal y no lo tenía; siempre y cuando éste haga parte del área metropolitana de Barranquilla.  Una vez en el cementerio se le deberá dar sepultura inmediata”, explicó.

Con información de El Heraldo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *