Gracias a la Alianza Unicórdoba-Cerro Matoso, líderes del San Jorge se certificaron en monitoreo ambiental participativo

A través de una alianza entre la Universidad de Córdoba y la empresa Cerro Matoso, un total de 55 miembros de comunidades indígenas, afro y Juntas de Acción Comunal de los municipios de Puerto Libertador y San José de Uré, aledañas al área de influencia de la compañía, recibieron certificación del diplomado en Monitoreo Ambiental Participativo, luego de un proceso académico de ocho meses.

Los estudiantes se formaron bajo una modalidad que combinó clases virtuales, talleres teórico-prácticos y actividades en campo. En total, fueron 144 horas donde los hoy veedores pudieron aprender acerca de la normativa ambiental y conceptos asociados al agua subterránea y superficial, suelo, flora, fauna, aire, así como el proceso para la toma y custodia de muestras.

El evento de graduación se llevó a cabo en el Club Jagua, en Montelíbano, con protocolos de bioseguridad y en el mismo se corroboró la materialización del compromiso e interés que comparten la universidad y la empresa en torno al mejoramiento de la calidad de vida de los beneficiarios y sus comunidades.

Viviana Soto Barrera, docente del programa de Ingeniería Ambiental de Unicórdoba y líder del diplomado, sostuvo que el propósito con la alianza público – privada es capacitar a las comunidades para que sean vigilantes de los procesos que se realizan en su entorno.

“Buscamos que ellos en sus comunidades monitoreen los recursos que tienen en sus comunidades y logren la protección y conservación de los mismos. Ha sido una experiencia enriquecedora para las partes intervinientes, por supuesto para la universidad y su participación a través de un grupo interdisciplinario de docentes; quienes suministramos a las comunidades importante información académica y profesional asociada al ambiente”, precisó la docente unicordobesa.

A su turno Joyce Nessin, gerente de Asuntos Corporativos de Cerro Matoso, destacó la presencia de Unicórdoba en la región y el trabajo articulado con la empresa, para apoyar la formación y capacitación que necesitan las comunidades en temas claves como lo es el cuidado del ambiente.

“En 2015 arrancamos nuestra gestión ambiental participativa a través de monitores y promotores ambientales con 30 técnicos formados en este frente. Hoy, gracias al diálogo permanente y como resultado de consultas y procesos de participación y socialización, 55 personas más cuentan con este conocimiento, que les permite hablar con mayor propiedad y transmitirle a sus comunidades y vecinos cómo se lleva a cabo la gestión de Cerro Matoso y de cualquier proyecto con incidencia en su territorio”

Edwin Negrete Rivera, del Cabildo Indígena Guacarí, dijo que gracias a este ciclo de capacitaciones hoy pueden hablar con mejor propiedad sobre la vigilancia y control de los temas ambientales. “Ha sido todo un reto, especialmente porque debimos responder también de forma virtual debido a  la pandemia, pero nos sentimos agradecidos con los docentes de Unicórdoba y con la empresa Cerro Matoso”, expresó Negrete.

En esa misma línea se refirió también Tatiana Taborda Tuirán, del Consejo Comunitario de Comunidades Negras de Bocas de Uré, quien calificó como excelente la intervención en terreno de la Unicórdoba, de gran valor para que las comunidades ejerzan veeduría. “Esta formación nos ha fortalecido y nos ha ayudado para cumplir el propósito de vigilar el tema ambiental en nuestros territorios. También fue importante adaptarnos en medio de las exigencias de la pandemia”, recalcó .

Finalmente, Diana Puerta, experta en sostenibilidad y directora de las maestrías de la Universidad de Los Andes en Gerencia Ambiental y en Gerencia y Práctica del Desarrollo, invitó a los estudiantes a “entender cómo transformar la realidad y tomar acción frente a lo que está haciendo en el planeta”. Adicionalmente, Puertaafirmó que “Si hay educación, hay oportunidades. Eso es innegable. Porque tienes acceso a una información y a una perspectiva del mundo que desconocías, incluyendo redes de mucho valor que les permitirá luego juntarse para emprender proyectos verdes”.