Gobierno promete crear en Colombia la mayor flota de buses eléctricos de Latinoamérica

Colombia tendrá en 2022 la mayor flota de buses eléctricos en operación en América Latina, con un total de 1.589 vehículos en todos sus sistemas de transporte masivo, lo que se constituye en un paso fundamental en la estrategia de transición energética y en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible.

La flota incluye los 35 buses que ya están operando en el MIO de Cali; 69 adquiridos por Metroplús, de Medellín, y 133 ingresados en mayo de este año a TransMilenio, en Bogotá, que tiene actualmente 483 en operación, dijo la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco.

En Bogotá ingresarán otros 578 buses eléctricos en febrero y 424 en abril de 2022, con lo que el Sistema Integrado de Transporte de la capital del país llegará a una flota eléctrica de 1.485.

La Ministra Orozco expuso las acciones que desarrolla el Gobierno del presidente Iván Duque Márquez para consolidar una movilidad sostenible, que ayude a cuidar del medio ambiente a través de la utilización de tecnologías de cero y bajas emisiones contaminantes.

“Desde esta cartera, bajo el liderazgo del Presidente Duque, le hemos apostado a una política que apoye la transición hacia un transporte más limpio y sostenible, en donde se han evaluado diferentes escenarios en los cuales la electricidad y el hidrógeno van tomando cada vez más relevancia”, precisó la Ministra Orozco.

Entre las iniciativas desarrolladas por el Gobierno se encuentra el Conpes 3934, de crecimiento verde, donde se establece que deben existir 600.000 vehículos eléctricos inscritos en el Registro Único Nacional de Tránsito (Runt) en 2030.

Meta de 6.600 vehículos eléctricos

Pero desde el Plan Nacional de Desarrollo (PND) el presidente Duque fijó la meta de contar con 6.600 vehículos eléctricos matriculados en el Runt para 2022, dejando las bases para alcanzar los 600.000. Esto presenta avances significativos, pues a 30 de septiembre de 2021 ya se tienen 4.928 vehículos registrados.

Por eso incluyó incentivos para este proceso en el PND, como el permiso para que los sistemas usen los recursos de los convenios de cofinanciación para adquirir flota de cero y bajas emisiones. Como resultado de estas medidas, los Sistemas Integrados de Transporte Masivo de Cali, Medellín y Bogotá han integrado desde septiembre de 2019 y de manera gradual, vehículos eléctricos a su operación.

En paralelo se ha avanzado en materia de política, como por ejemplo con el Conpes 3943 de calidad del aire, que establece una meta donde el 3% de los vehículos que ingresan al parque automotor en 2028 deben ser de cero y bajas emisiones.

Otro importante avance en este sentido es el Programa de Modernización del Parque Automotor de Carga, que fomenta la desintegración de vehículos antiguos, potencialmente más contaminantes, y su renovación, con una tecnología más moderna, que apoye la sostenibilidad del sector.

De la misma forma, la Ministra Orozco dijo que se está identificando una hoja de ruta con proyecciones de demanda que apuntan a que en el 2030 estén operando hasta 2.000 vehículos ligeros y 1.500 pesados utilizando el hidrógeno verde, donde se incluyen 100 hidro generadoras de acceso público. 

La transición energética no se limita a modernizar los vehículos carreteros, sino que también incluye una apuesta contundente a la inter modalidad, tal como lo ha realizado este Gobierno, fortaleciendo un transporte competitivo y sostenible con el ambiente.

(Con información del Ministerio de Transporte)