En el Atlántico afirman que este 28 de enero es la venida de Jesucristo

En el corregimiento Isabel López, municipio de Sabanalarga-Atlántico, un grupo de religiosos que se congregan en una iglesia llamada Berea, ha generado alerta entre la comunidad, pues se cree que existe el riesgo de que haya un suicidio colectivo, ya que los creyentes aseguran que este jueves, 28 de enero, se dará la venida de Jesucristo. 

El temor de los habitantes que no hacen parte de esta congregación pero viven en los alrededores, se dio después de que el líder del grupo religioso anunciara que “la iglesia santa entrará a la ciudad celestial nueva Jerusalén”, lo que para muchos es un mensaje que deja claro que todos quieren quitarse la vida. 

Sin embargo, los creyentes han dicho que eso es falso, pues atentar contra la propia vida, sería negar los principios de la Biblia, y que lo que están haciendo es prepararse para la resurrección de Jesús “y de cada ser”, por lo que durante semanas se han mantenido en un ayuno prolongado que involucra a menores de edad. 

A pesar de que han dicho que no son una secta, los lugareños de Isabel López han solicitado la intervención de las autoridades, pues exigen que paralicen el culto o que se vayan a otro lado, pues en la zona se ha perdido la tranquilidad. 

“Queremos que busquen otro lugar para hacer su culto, en las noches no dejan dormir porque hacen oraciones y dicen cosas extrañas que causan temor”, dijo Martha Santamaría a El Heraldo. 

Atendiendo a la denuncia, al sitio llegó el ICBF, la Personería, la Procuraduría, la Policía, la Fiscalía y Alcaldía de Sabanalarga, a fin de dialogar con las 17 personas que hacen parte de la congregación y sobre todo evaluar el estado de salud mental y física de los niños, quienes tras la valoración dieron resultados positivos. 

“Estamos atendiendo un clamor de la comunidad que estaba muy preocupada porque se habían escuchado versiones sobre una comunidad religiosa que tiene un calendario, en donde establecieron un conteo regresivo para reencontrarse con unos hermanos que, según ellos, van a resucitar”, confirmó el personero de Sabanalarga, Luis Fernando Llinás.

Las autoridades acordaron mantenerse vigilantes de este caso, hasta que culmine el día 28 de enero, y posterior a ello, garantizar la seguridad de toda la comunidad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *