En Córdoba van 3 mil familias afectadas por las inundaciones

Una crítica situación se vive en el departamento de Córdoba, donde en las últimas horas los desbordamientos de los ríos han puesto en alerta a varios municipios que claman por ayuda gubernamental.

Ante estos escenarios, se ha puesto al frente el gobernador de la región, Orlando Benítez Mora, quien informó que a la fecha ya van 3.000 familias damnificadas entre 23 municipios que han sido golpeados por esta situación.

Ríos, quebradas, canales han sobrepasado sus barreras de contención, lo que ha generado la preocupación entre las 9.000 personas que integran los núcleos familiares que han pedido casi todo lo que han conseguido con esfuerzos.

Benítez Mora indicó que desde la administración departamental, mediante la Oficina de Gestión del Riesgo vienen haciendo mayores esfuerzos para llevar las ayudas pertinentes a todas las comunidades que sufren estos embates climáticos. 

Recordemos que la situación que se vive en Lorica es bastante crítica desde el pasado domingo cuando se rompió un dique lo que originó inundaciones en los corregimientos de Sarandelo, Cotocá, Mata de Caña, Mompós y Boca de Nicolasa.

Situaciones similares se viven en Montería, Montelíbano, Tierralta, San Bernardo del Viento, Canalete, Cereté, y otras jurisdicciones, donde los alcaldes gestionan lo necesario para hacerle frente a la situación.

Con Lorica ya son 18 municipios en Córdoba los que han declarado la calamidad pública, mientras que la CVS decretó la alerta roja en el departamento por las crecidas que hay en los ríos Sinú, San Jorge y Canalete.