El triste relato de dos de las víctimas de inundaciones en Nuevo Milenio

Eran las 10:00 de la mañana de este lunes, 23 de agosto, cuando Jairo Andrés Mejía, de 24 años, se dispuso junto con otro habitante de Nuevo Milenio, a seguir sacando de su vivienda los pocos enseres que se salvaron de la inundación que generó la creciente del río Sinú, en esta zona de la ciudad de Montería. 

Usando una pantaloneta, con el agua hasta las rodillas, caminando sobre ropa, camas y colchones que quedaron bajo el agua, este joven comenzó a sacar calderos, una cocina e incluso un cilindro de gas. 

Lea también: En Zarabanda y Nuevo Milenio la crecida del Sinú ha dejado a sus habitantes en crisis

“Queremos que nos reubiquen”

“Ciertas cosas se alcanzaron a dañar… Ahí está una cama, y lo poco que uno pudo rescatar, sacarlo a hombros, y los vecinos colaboradores ayudándonos también a sacar los enseres”, expresó Mejía con tristeza para luego expresar: “Queremos que nos reubiquen”. 

Así como este joven, son en total 125 las personas afectadas en este asentamiento, quienes se encuentran en este momento sin vivienda. Muchas de ellas piden que se les garantice una vivienda, pues aseguran que “no resuelven nada” con recibir ayudas y seguir allí expuestas al riesgo de que cada que el río crezca, terminen con las casas inundadas. 

Lea también: En Córdoba van 3 mil familias afectadas por las inundaciones

El alcalde Carlos Ordosgoitia declaró al municipio en calamidad pública, para comenzar a diligenciar acciones y dar soluciones lo más pronto posible a los afectados.