El Ministerio de Minas y Energía destaca a Cerro Matoso en su programa Empresas que se ponen la 10

El Ministerio de Minas y Energía reseñó a Cerro Matoso como una “Empresa que se Pone la 10” por el trabajo que la compañía ha venido realizando en Córdoba.

La iniciativa, puesta en marcha desde octubre de 2020, “Empresas que se ponen la 10”, reseña a las compañías del sector minero-energético que demuestran con hechos su compromiso con los territorios, las comunidades y el desarrollo local a través de 5 atributos: innovación; relacionamiento y convivencia; buenas prácticas; generación de oportunidades e inclusión; y derechos humanos y equidad de género.

De acuerdo con el Ministro de Minas y Energía, Diego Mesa Puyo, “Este programa Empresas que se ponen la 10 muestra que con Minería A Lo Legal, todos ganamos, a través de una apuesta innovadora, con un buen nivel de relacionamiento y convivencia, que genera oportunidades, respeta los derechos humanos, promueve la equidad de género y trabaja diariamente por aplicar buenas prácticas”.

Así mismo, la viceministra de Minas, Sandra Sandoval, dijo: “Estamos impulsando y reconociendo las iniciativas de innovación y transformación que hagan cada día más sostenibles los proyectos, lo que denominamos “Minnovación” y que encontramos en las operaciones de Cerro Matoso. Esperamos que sean cada vez más empresas las que innoven y se modernicen. La innovación es sinónimo de Minería a lo Legal”.

Cerro Matoso, empresa que se pone la 10

A través de la historia, Cerro Matoso cuenta cómo ha sido de vital importancia el diálogo permanente, abierto y horizontal con las comunidades del área de influencia de sus operaciones.

Más de 600 viviendas construidas o mejoradas, que han beneficiado a cerca del 50% de habitantes de las comunidades del área de influencia directa de la operación hacen parte de los acuerdos alcanzados con las comunidades y son una muestra del compromiso de la empresa con el territorio.

Por su parte, más de 140 jóvenes han podido acceder a estudios superiores en los últimos seis años. 44 de éstos, hoy ya cuentan con un título y ejercen como líderes comunitarios, emprendedores o trabajan en diferentes empresas en la región.

Este diálogo, además ha permitido avanzar en grandes obras como la entrega de tres fases del
SENA para el Alto San Jorge. Con la tercera fase, producto de la alianza con la Agencia para
la Renovación del Territorio y primera obra por impuestos del departamento de Córdoba, al
menos 1.200 personas podrán formarse en producción agropecuaria, panadería, cocina y
barismo para impulsar el desarrollo de comunidades en Montelíbano, Puerto Libertador y San
José de Uré y otros municipios.

Así mismo, de la mano con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, Cerro Matoso ha
venido innovando en su proceso de producción y ha generado conocimiento en alianza con
diferentes universidades del país, impulsando así el conocimiento local y la investigación.

Cerro Matoso fue una de las pocas empresas que no suspendió operaciones durante la
pandemia, aportando a la estabilidad de las familias en la región. Cerca del 70% de la fuerza
laboral directa proviene del departamento de Córdoba, por lo tanto, continuar con las
operaciones, incluso en el marco del COVID-19, ha sido clave para generar estabilidad en la
región y permitir la reactivación económica en el territorio.

En medio de la pandemia, la compañía desarrolló dos grandes proyectos, esenciales para
brindar estabilidad y seguridad a la región: el mantenimiento de la línea 2 de producción, que
generó 2.000 empleos temporales y la construcción del proyecto Queresas y Porvenir, el cual
creó más de 400 empleos directos durante su construcción.

“Desde el inicio de la pandemia nos enfocamos en tres cosas: proteger a nuestros trabajadores,
mantener nuestra planta estable, y en apoyar al departamento y a las comunidades vecinas
para hacerle frente a esta emergencia. Este tiempo ha significado convertir los retos que nos
ha puesto el COVID-19 en oportunidades. Por ejemplo, logramos implementar programas de
tecnología digital que nos permitieran la asistencia y la operación remota de los equipos. De
esta manera facilitamos la toma de decisiones, y aseguramos la salud y la integridad de
nuestros trabajadores” afirmó Ricardo Gaviria, Presidente de Cerro Matoso.

A pesar de los retos, Cerro Matoso sigue trabajando por mantener una relación cercana,
permanente y basada en el diálogo con las comunidades, administraciones locales, empleados
y demás grupos de interés. En el marco de la celebración de sus 40 años, la compañía se siente
orgullosa por este reconocimiento del Ministerio y espera seguir trabajando por el desarrollo, la
estabilidad y el bienestar de las familias cordobesas, la región y el país.