Dilian Francisca Toro: “Estamos trabajando con las comunidades para seguir fortaleciendo el partido de La U”

El terreno político se encuentra movido a lo largo y ancho de Colombia, donde dirigentes de las diferentes toldas están tocando escenarios y afinando detalles de cara a las elecciones que se desarrollarán en 2022, cuando se elegirán congresistas y presidente de la República.

Es por ello, que la experimentada política, Dilian Francisca Toro Torres, quien fue gobernadora del Valle del Cauca, entre 2016 y 2019, dice presente en Montería, y durante una entrevista ofrecida en exclusiva en el Bloque Informativo La Piragua, transmitido a través de la emisora La Voz de Montería, ofreció un balance sobre los recorridos que realiza en la capital ganadera.

Toro Torres, quien es directora del partido de La U, precisó que junto a los congresistas cordobeses está visitando a las comunidades para que mediante mesas de diálogos y trabajos con los ciudadanos se realicen los cambios que sean necesarios dentro de la organización política.

La entrevistada, quien es médico, especialista en reumatología, sostuvo que es fundamental escuchar a la gente en las regiones para lograr unos pilares fundamentales en el partido donde milita, los cuales estarían enmarcados en el fortalecimiento, transformación y renovación.

La galeno al ser consultada por el doctor Rafael Gómez Gómez, director de esta Casa Editorial, sobre una posible precandidatura a la presidencia de la República, debido al amplio perfil con el que cuenta, manifestó que por el momento no hay una decisión oficial en ese punto, por lo que acotó que espera por la palabra que tenga la gente que será la encargada de poner candidato desde La U.

Durante su discurso, Toro Torres, quien también fue senadora y ocupó la presidencia del Congreso, sostuvo que desde La U están enfocados en la defensa de la democracia, la libertad, la igualdad, la justicia y la defensa de la gente que clama por ayuda gubernamental.

Acotó que es necesario que se tenga de una vez por toda una verdadera descentralización, para generar el desarrollo en las regiones, donde se obtenga la autonomía y los recursos necesarios para que los gobernantes puedan ejecutar los proyectos sin trabas.

“Las políticas públicas las hacen desde Bogotá y cuando llegan a los territorios no cumplen con las realidades. Hay alcaldes que van a la capital a buscar recursos y no saben a dónde dirigirse”, manifestó.

Postura del partido

La política, quien en años anteriores formó parte del Partido Liberal, fue enfática al acotar que La U no es de derecha ni de izquierda. Apuntó que es un partido de centro que está enfocado en las premisas de la seguridad, autonomía, la transformación social y la paz.

Al ser consultada sobre los trabajos que realizan los senadores, indicó que aún falta mucho por hacer y, para muestra de ello, están las demandas que fueron develadas desde que comenzó la pandemia del coronavirus y que recae gran responsabilidad en el Congreso que es el encargo de realizar las leyes para la transformación del país que tiene una gran deuda social.

Precisó que es necesario que haya una reforma a la justicia, a la salud, educación, el trabajo, y la política, de la cual manifestó estar de acuerdo que dentro de este apartado se aplique un proceso de revocatoria para el congresista que no haga su trabajo.

En los próximos días se sabrá si el nombre de esta excelente profesional,  quien ha conjugado su profesión con la política, quede en firme en el listado de precandidatos que ya comienzan a sonar rumbo a la Casa de Nariño para el 2022.

Dentro del perfil de Toro Torres se destaca su paso como alcaldesa en el municipio de Guacarí en 1992. Durante su paso por  el Congreso impulsó la Ley de la no violencia contra la mujer, así como la participación del género femenino con un 30% de participación en el seno de cada partido.

Actualmente lleva a cabo el liderazgo en una escuela de formación política con la cual busca que las mujeres y los jóvenes tomen el liderazgo para lograr una verdadera transformación y así recuperar la desconfianza que tiene el ciudadano en muchas instituciones del Estado.