Corte Constitucional ordenó al Instituto Nacional de Cancerología no poner trabas a extranjeros que requieran atención médica

“En situaciones excepcionales, los extranjeros deben recibir atención en salud cuando padecen enfermedades catastróficas, cuyo tratamiento excede los servicios de urgencias”. Así lo expresó la Corte Constitucional al advertir al Instituto Nacional de Cancerología, que no puede poner a trabas a quienes no sean ciudadanos colombianos, cuando estos requieran atención médica, independientemente de su estatus migratorio. 

El pronunciamiento se deriva de una tutela que interpuso una mujer venezolana diagnosticada con cáncer de cuello uterino, a quien en mayo de 2020 el INC le negó la atención alegando que era necesario que presentara un salvoconducto emitido por la oficina de Migración Colombia. 

Sin embargo -explica la corte- que luego de que la mujer presentó tal requerimiento, se le siguió negando el acceso al servicio, pues no estaba afiliada a ninguna EPS y su tratamiento resultaba muy costoso. 

En este sentido y de acuerdo con lo dicho por el alto tribunal en un comunicado, el INC “no debía imponer barreras al acceso al derecho fundamental a la salud de la paciente, como lo es solicitar el permiso o salvoconducto, o su afiliación al SGSS, para la prestación de los servicios de salud requeridos, sino que, por el contrario, debía brindarle el tratamiento”. 

Así las cosas, la Corte ordenó brindarle a la ciudadana venezolana todos los servicios que requiera, siempre y cuando haya la certificación de un médico que haga constar la urgencia de los mismos.