Corte Constitucional advierte a empresas sobre exámenes de ingreso a empleados

La Corte Constitucional afirmó que las empresas o los empleadores tienen prohibido pedir exámenes de ingreso que no tengan relación con las funciones que va a desempeñar el trabajador.

El alto tribunal hizo referencia a los exámenes o pruebas de embarazo, señalando que “normalmente están encaminadas a discriminar a las mujeres gestantes o a las personas que tienen alguna enfermedad de transmisión sexual”.

Por tal motivo, ordenó al Ministerio del Trabajo y a la Superintendencia Nacional de Salud que difundan y supervisen el cumplimiento del derecho de los trabajadores al consentimiento previo, libre e informado, con relación a los exámenes laborales de ingreso.

Además, sostiene que el trabajador tiene derecho a preguntar las razones por las que se le realizarán exámenes médicos y si tienen alguna relación con el cargo a desempeñar.

“Demostrar de manera objetiva que el ejercicio de la labor que se va a encargar, resulta claramente incompatible con una determinada enfermedad o representa un riesgo para la madre gestante o su hijo, se podrían solicitar ese tipo de exámenes”, estableció la Corte.

El tribunal advirtió que “los exámenes de ingreso deben realizarse con respeto a los derechos a la autonomía, a la intimidad y a la información de los trabajadores. Por ende, los empleadores e IPS tienen la obligación de garantizar su consentimiento previo, libre e informado, lo cual conlleva: (i) informarles sobre los exámenes médicos que adelantarán y la justificación de ello, y (ii) proteger la confidencialidad de los resultados, de manera que estos se entreguen a los trabajadores o se busque su autorización para remitirlos a un tercero”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *