Conozca los cinco beneficios de masturbarse

Expertos afirman que masturbarse a parte de ser una experiencia totalmente placentera, también proporciona beneficios al cuerpo y a la salud, pese a que diferentes sociedades han catalogado esta practica como indebida, perjudicial e inmoral.

En ese sentido Roselló Gaya, andrólogo y experto en medicina sexual del Instituto Médico Rosselló, dio a conocer cinco beneficios que aporta la masturbación científicamente verificados y que posiblemente no se conocían.

La masturbación ayuda a reducir los dolores menstruales, así como también tiene el efecto de evitar y mitigar la inflamación y otras molestias en general ocasionadas por el periodo, “Todas las sustancias químicas que se ven involucradas en la cascada que se produce en el torrente circulatorio al tener un orgasmo actúan de manera analgésica contra los dolores premenstruales”, resaltó Roselló.

Asimismo, reconforta el sistema inmune, de acuerdo a un artículo publicado en Sexual and Relationship Therapy, ya que los hombres que realizan esta practica tienden a un excelente funcionamiento del sistema inmune, “En los hombres, el hecho de que la vía seminal y los conductos eyaculadores circulen el semen hacia afuera, evita que se puedan producir infecciones de bacterias oportunistas exteriores”.

De igual forma un estudio de Cancer Epidemiology Centre de Melbourne, Australia, señaló que los hombres entre la edad de 20 y 50 años que se brinden autoplacer más de cinco veces a la semana tienen menos probabilidades de generar un cáncer. Otros estudios realizados igualmente confirman que en mujeres esta actividad pronostica la endometriosis, un padecimiento urinario que suele ocasionar infertilidad femenina.

Por otra parte, mejora el sueño ya que según el experto, “tras el orgasmo se liberan toda una serie de endorfinas, hormonas, catecolaminas y citoquinas que actúan como relajantes químicos que inducen el sueño”.

La eyaculación puede inducir el sueño a causa del aumento de la hormona de la prolactina y la pérdida de la dopamina, lo que demuestra la somnolencia que se origina después del orgasmo.

Por otro lado, crea una sensación de bienestar pues conlleva a tener una salud integral tanto a niveles biológicos como psicológicos, “La liberación de endorfinas y catecolaminas rebaja los niveles de estrés y por tanto mejora nuestro estado anímico”, expresó Roselló.

Finalmente dio conocer que este ejercicio fortalece las relaciones de pareja, puesto que propicia un buen sexo porque al tenerlo la persona entiende más acerca de su cuerpo, sus reacciones, su excitación, logrando que el coito sea más agradable.