Barreras por parte de la EPS son un enemigo del diagnóstico temprano de cáncer de mama, dicen expertos

Con el inicio de octubre, considerado como el ‘Mes rosa’ para potenciar la lucha en pro de la detección temprana del cáncer de mama, surgen muchos aspectos implicados en este tema, entre ellos la necesidad de eliminar las barreras que existen para lograr que los pacientes puedan acceder a tiempo a un tratamiento y lograr su curación. 

A propósito de eso, el mastólogo Gustavo Martínez explicó desde Montería, que una de las barreras más grandes es la cultural, representada en el hecho de que tanto mujeres como hombres creen que están exentos de padecer la enfermedad y por eso no se hacen la autoevaluación constante en su zona mamaria. 

Lea también: “El 1 % de los diagnósticos de cáncer de mama en el mundo, se da en hombres”: mastólogo Martínez 

También están las barreras administrativas que ponen las EPS a las personas que requieren la atención médica especializada, por lo que el llamado de Martínez es a seguir cambiando el mecanismo, de manera que se pueda agilizar el proceso. 

“Hay muchas barreras de tipo administrativas, demoran las autorizaciones, la tramitología. Eso no se ha optimizado pero estamos luchando con eso, que todos nos comprometamos a identificar qué está pasando y cambiar eso”, manifestó. 

No hay una edad única de riesgo

Por otro lado, el doctor fue enfático al decir que si bien es cierto que hay un grupo etario de entre 45 y 65 años que es más propenso a padecer el cáncer de mama, eso no quiere decir que personas con mayor o menor edad no deban preocuparse por autoevaluarse. 

Recordemos que la detección temprana es la premisa de la campaña ‘Extraordinarias’, que lanzó este 1 de octubre la Fundación IMAT de Montería, con la cual se busca crear conciencia en Córdoba y en todo el país, sobre la necesidad que hay de “tocarse para que no le toque”.