Autoridades lograron gran inautación de droga en Nariño

Desde Armenia (Quindío), el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, anunció un importante resultado en la lucha contra el narcotráfico que se logró gracias a labor investigativa contra las estructuras de crimen que delinquen en el suroccidente del país y que permitió identificar y ubicar un complejo narcotraficante, que sería una de las mayores fuentes de financiación del denominado frente Comuneros del Sur del ELN.

Funcionarios del Grupo Especial de Investigaciones del CTI, en trabajo articulado con el Ejército Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana, y con el apoyo de la agencia estadounidense DEA, llegaron hasta el área referenciada, en zona selvática de Samaniego (Nariño), y encontraron un complejo de producción de cocaína con tres laboratoriosrodeados de cultivos ilícitos.

Las estructuras rústicas, contrario a otras construcciones localizadas en anteriores oportunidades en la región, tenían bases en concreto y una distribución independiente de cada uno de los procesos ilícitos. En las verificaciones fueron halladas seis toneladas y media de clorhidrato de cocaína, además de 443 kilogramos de pasta base de coca.

El estupefaciente estaba listo para ser embalado y transportado hacia las costas del Pacífico colombiano y zona de frontera con Ecuador. Desde allí, al parecer, iba a ser enviado hasta Centroamérica donde sería recibido por contactos de los carteles mexicanos.

En el complejo ilegal también se incautaron cerca de dos toneladas de insumos sólidos (cal, soda caustica, permanganato de potasio, carbón activado, cemento y metalbisulfito), algo más de 7.000 galones de precursores líquidos (acetonas, ácido sulfúrico, cloroformo y ácido clorhídrico), moldes metálicos, marquillas plásticas adhesivas, rollos de cinta, grameras, extractores de aire, empacadoras al vacío y hornos microondas.

Este lugar tenía alojamientos para albergar 50 personas y 600 kilogramos de alimentos.

La cocaína, la maquinaria y otros elementos encontrados superarían en valor los 9 millones de dólares. Los indicios dan cuenta de que la producción ilícita estaba a cargo de alias Fercho, cabecilla de la compañía Jaime Toño Obando del frente Comuneros del Sur del ELN.

“Este resultado hace parte de la estrategia de persecución en los corredores regionales de criminalidad con lo cual se ha logrado por parte de la Fiscalía General de la Nación y de la Policía, un total de 137 toneladas de cocaína y 138 de marihuana incautadas, obteniendo un total de 275 toneladas en incautación y la destrucción de 214 laboratorios en lo corrido del año”, puntualizó el Fiscal General de la Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *