Asesinan a militar que desactivaba carro bomba en Norte de Santander

El pasado 28 de agosto, un carro bomba que se encontraba ubicado cerca de un puesto de Policía en el municipio de Tarra, Norte de Santander, causó temor en la localidad, pero a los minutos ese miedo cobró mayor fuerza cuando un crimen fue perpetrado en medio del procedimiento que realizaban unos agentes para desactivar la amenaza.

Se conoció que el militar Néstor Eugenio Ajón Galindo se encargaba de prestarle seguridad al equipo antiexplosivos, cuando de manera inesperada por las montañas salieron varios hombres, quienes con armas largas dispararon contra los uniformados.

Ajón Galindo recibió varios disparos y fue trasladado a un centro asistencial en Cúcuta, donde le brindaron los primeros auxilios, pero a pesar de los esfuerzos falleció a los pocos minutos de ser ingresado.

Los funcionarios que resultaron ilesos lograron desactivar el explosivo, por lo que no ocurrió mayor daño en la población, donde los habitantes después de horas de terror volvieron a la calma.

El general Omar Sepúlveda, comandante de la Segunda División del Ejército, manifestó que los grupos de terroristas se sirvieron de una nueva estrategia con la instalación de explosivos para lograr este cometido.

En consecuencia, las autoridades presumen que sea el ELN el responsable de esta acción terrorista, debido a que se sienten golpeados por parte del Estado con la destrucción de laboratorios de procesamiento de cocaína, lo cual le ha causado pérdidas en esta última semana por un total de 23.000 millones de pesos.