Álvaro Uribe denunció presunta corrupción al interior de la Alcaldía de Medellín

Luego de protagonizar un intercambio de trinos en días pasados, el expresidente Álvaro Uribe Vélez y el alcalde de Medellín, Daniel Quintero terminaron en los estrados judiciales.


El exmandatario presentó una denuncia penal en la Fiscalía General de la Nación, con el fin de denunciar posibles hechos de corrupción en la administración municipal de la capital antioqueña.

“He informado a la Fiscalía General los nombres y los contactos de informantes de cada uno de los hechos”, reveló Uribe.

También sostuvo que ninguna de las investigaciones que tiene le impide denunciar lo que asegura que está ocurriendo. “Ninguna infamia de las que suelen atribuirme me frenará de denunciar esta corrupción que me duele por esta tierra de gentes de trabajo honrado y de palabra. Denuncio esta corrupción porque en mi vida pública he manejado con absoluta transparencia los recursos del Estado, y he sido honrado en mis actividades particulares”, añadió.

En días pasados, el líder del Centro Democrático publicó en Twitter que era una alcaldía “ladrona”

“Desde hace mucho tiempo se hizo ese bloqueo de mi parte, robitos como irse a pasear con recursos de la ciudad, malabares como pretender tapar la corrupción poniendo como cortina de humo la repetición de infamias contra mi persona que he contestado debidamente. La realidad es que es una Alcaldía ladrona y una ciudad con un 40% de pobreza”, señaló recientemente Uribe.

Estoy recibiendo información de los hechos y porque soy honorable y no me he robado ni un solo peso”, manifestó en su momento el exmandatario.