Alrededor de 100 indígenas embera se encuentran asentados en calles de Bogotá

Más de 100 indígenasembera provenientes del Cauca y del Chocó viven toda una calamidad en la capital del país, por la escasez de oportunidades, después de salir expulsados forzadamente de sus tierras en medio del conflicto armado que permanece en las zonas más olvidadas y alejadas de Colombia.

Los originarios embera arribaron al barrio Vista Hermosa en la localidad de Ciudad Bolivar, sin embargo, desafortunadamente se les venció el plazo para saldar el contrato de arriendo y no les quedó más que desalojar las viviendas, por ende, se asentaron en un edificio en el centro de Bogotá.

Las entidades del Gobierno Nacional y Distrital les brindaron ayudas a través de giros monetarios para cancelar arriendo y alimentación, de igual forma les otorgaron subsidios y auxilios humanitarios.

Por otro lado, la Personería de Bogotá comandó la mesa de trabajo con la intervención de las diversas entidades del orden Distrital y Nacional tales como Procuraduría General de la Nación, Secretaría Distrital de Gobierno, Secretaría Distrital del Hábitat, Secretaría Distrital de integración social, ICBF, SAE, Defensoría y UARIV, entre otras, y constató que si se llevara a cabo con lo pactado y las ayudas entregadas.

“La población no queremos subsidios de arriendo porque no es puntual y es muy poquito $227.000 y no alcanza y ahora estamos aquí, amanecimos, dormimos, aguantando hambre, sol, sed y frió, siendo víctimas del conflicto armado y no nos han resuelto nada”, afirmó Mariano Campo Arce, representante de los pueblos indígenas del Chocó.

En varias imágenes que se difundieron se pueden observar en el parque Santander un gran numero de niños de tres y seis años junto a sus padres algunos sin portar calzado, llenos de mugre, mientras juegan con la lluvia que cae sobre los arboles que se encuentran en sus inmediaciones.

Por ultimo, la Personería de Bogotá exigió a la Procuraduría que se se una respuesta pronta por parte de la Alcaldía de Bogotá respecto a la precisión en cuanto a la subdirección de asuntos relacionados con las etnias y las condiciones de inclusión a las comunidades para el programa de la Bogotá.