Al Parque La Bonga: ¿Será Posible?

Por: Emilio Córdoba Díaz

El 2018 se está considerando como uno de los años más calientes de la historia según la ONU.

Expertos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), advierten un incremento de la temperatura de 3 hasta 5 grados Celsius a fines de este siglo, lo cual está lejos de la meta impuesta por los países, en el acuerdo de Paris.

Cuando se aumenta cada año la temperatura media del Planeta, la cosa se pone como dice el refrán: “No va haber trapo, pa´ la diarrea”

El informe de la (OMM), fue dado a conocer de cara a la Cumbre Climática COP 24 que tendrá lugar en Polonia entre el 3 y el 14 de diciembre de este año.

El hecho, de que los últimos cuatro años hayan sido los más calientes de los últimos 22 años, debe llevarnos a reflexionar muy seriamente en el sentido que, el cambio Climático, nos puede quemar, antes, de que cante el Gallo, tres veces. ¿Lo vamos a permitir? Amanecerá y Veremos.

Sin embargo, hay muchas señales reveladoras que nos indican “que el OJO, nos está llorando y nosotros echándole sal”. Que vaina, sigue en aumento los niveles del mar, el calentamiento y la acidificación de los océanos y el derretimiento de los hielos marinos y de los Glaciares.

Definitivamente nuestra generación, debe ser capaz de hacer algo para evitarlo. Porqué así como van las cosas: El Diablo Será El Partero”. De llegarse a dar un incremento de la temperatura de 3 hasta 5 grados Celsius a fines de este siglo, que estará por encima de lo que se puso de tarea en el pasado Acuerdo de Paris que sería de 2 grados más o menos, en un intento por salvar a nuestro Planeta de una Catástrofe Ambiental. Es Decir: “Estamos Orinando Fuera El Tiesto”

Las concentraciones de Gases invernadero están una vez más en sus niveles más altos dicen: Los Científicos Ambientalistas entre ellos Petteri Taalas, jefe de la (OMM).

Lo anterior quiere decir que, de seguir explotando todas las fuentes de Combustibles Fósiles, podemos esperar incrementos en las temperaturas, aún mayores: “Ni lo permita Dios”

Por lo anterior, todas las fuerzas vivas de la región debemos permanecer despiertos ante tan peligroso fenómeno, pues, sabemos que: “Camarón Que se Duerme, Se lo Lleva la Corriente”

Por lo anterior, me parece bien que El Alcalde Marcos Daniel Pineda haya ejecutados proyectos de pavimentación de vías entre otros. Y el hecho de que se va a pavimentar la calle 29 la parte en que aún, permanece en tierra, es muy significativo para el progreso de la ciudad y del barrio Pasatiempo. pero señor Alcalde, dado a la respuesta que usted diera a una comisión del barrio en referencia a la pregunta formulada por el suscrito con respecto a la intervención del Parque “LA BONGA DE PASATIEMPO” a la cual usted, muy amablemente nos respondió; que el próximo año, lo haría. Dado a esa respuesta donde estoy seguro que usted honrará su palabra, quiero muy respetuosamente con base a lo escrito en este artículo lo siguiente: Dado a que una de las formas más efectivas para mitigar el calentamiento global es el de sembrar árboles, ¿por qué? no hacer el intento con el parque de Pasatiempo de sembrar en él una gran cantidad de árboles, que lo convierta el “PARQUE LA BONGA” en un bosquecito que permita en este parquecito con ese colchoncito de árboles mitigar

parte del Efecto Invernadero en nuestra Montería. Sabemos que los bosques, es el mayor colchón que existe para atrapar el CO2 que es el causante entre otros, del Calentamiento De La Tierra. De lo cual usted, es muy conocedor. Por esta razón, queremos informarle que cuando usted defina la intervención de nuestro Parque, haremos lo posible por tener socializada nuestra propuesta, enriquecida con los conocimiento e ideas de los moradores de los barrios Pasatiempo, Costa de Oro y Álamos que permita que nuestro parque contribuya a la sensibilización de nuestros niños con relación a lo que implica entre otros el de mitigar el calentamiento global donde los bosques, juegan un papel trascendental. Por esa razón, surge esta propuesta, considerando que en el parque la Bonga es posible organizar un pequeño bosque sumado a los otros servicios que presta el parque COMO TAL a la comunidad. Esta perspectiva plasmada en esta crónica, donde la idea es de convertir literalmente al “PARQUE LA BONGA” en un pequeño “bosquecito recreacional”, unido a las otras actividades sociales que presta como tal el parque a la comunidad pero además, que cumpla un papel mucho más sostenible al medio ambiente y los recursos naturales para la presente y futuras generaciones.

Voy a finalizar parafraseando ese proverbio Indio que dice: “El QUE ANTES DE SU MUERTE HA PLANTADO UN ÁRBOL, NO HA VIVIDO INÚTILMENTE”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *