A puñaladas mataron a un joven futbolista para robarle su teléfono

Luis Miguel Franco, un joven futbolista, fue asesinado de varias puñaladas al oponerse al robo de su teléfono en el sur de Bucaramanga.

Las autoridades confirmaron que la víctima fue abordada por dos sujetos que le exigieron la entrega del teléfono y ante la negativa fue herido en varias oportunidades.

Habitantes del barrio Granjas de Provenza al percatarse de la situación trasladaron al deportista de 22 años de edad a un centro médico de la zona, donde intentaron reanimarlo, pero falleció minutos después.

Medios nacionales reseñaron que el infortunado era una promesa del fútbol en Santander. Tenía el sueño de jugar en un equipo de México donde realizó una pretemporada antes de regresar a Colombia por una lesión.

Las autoridades policiales están desplegadas por la zona en donde ocurrió el crimen para ubicar cámaras o testigos que permitan dar con el paradero de los asesinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *