A la cárcel alemana acusada de dejar morir a menor esclavizada

Este lunes, 25 de octubre, un tribunal de Múnich-Alemania condenó a 10 años de cárcel a una mujer que fue participe del miembro del grupo Yihadista, Estado Islámico (EI), la cual es acusada por dejar morir de sed a una niña yazidí, quien fue convertida como esclava en Irác.

La mujer fue identificada como Jennifer Wenisch, de 30 años de edad, fue declarada culpable por el cargo de “crimen contra la humanidad que causó la muerte”.

Según las autoridades, la implicada también hacía parte de una organización terrorista, uno de los primeros juicios en el mundo sobre los crímenes de guerra contra los yazidíes.

La acusada declaró en la audiencia que había sentido miedo de que su compañero la empujara o dejarla encerrada.

Cabe resaltar que la menor fue “castigada”por la pareja sentimental de Wenisch por haber orinado un colchón, luego de esto fue atada frente a una ventana del exterior de la casa, con una temperatura de 50 ºC, y su madre no pudo hacer nada ya que se vio obligada para el servicio de la pareja.

Sus abogados, sugirieron que la niña se pudo haber salvado si hubiese sido traslada a tiempo a un hospital en Faluya.