100 % URIBISTA


Por: RAFAEL ÁNGEL GOMEZ GOMEZ


¡Sí! lo confieso sin ningún pudor, soy URIBISTA. Apenas he comprendido la pérdida irremediable del hombre que pudo haber cambiado la historia del PARTIDO LIBERAL, con su convicción por La PAZ, como por la GUERRA; la cual optó ante el acoso de la hegemonía demoniaca de la iglesia y el partido Conservador, que reducían la oposición política y proscribían cualquiera voz que se alzara en Colombia.

El asesinato de RAFAEL URIBE URIBE en 1914, fue el corolario para reprimir la voz más autorizada de la oposición, a quien además le temían por su fuerte pluma en el Capitolio nacional, en el mismo lugar donde llegaba a radicar un proyecto de ley como SENADOR DE LA REPÚBLICA, para favorecer a la clase trabajadora, para la cual entregó años de lucha en lo militar y en lo político, obteniendo lastimosamente en la mayoría de sus luchas poco éxito, pero así era RAFAEL URIBE, un hombre de principios, el que cuestionaba a su PARTIDO LIBERAL, era un hombre incomprendido por sus correligionarios, perseguido por los llamados REPUBLICANOS, en medio de la HEGEMÓNICA TIRANÍA auspiciada por la IGLESIA CATÓLICA, quien catalogaba a URIBE como un hombre peligroso para la doctrina clerical y que además el mismo PAPA PÍO X prohibió su libro “El liberalismo colombiano no es pecado”.

Ese libro recibió el honor que el mismo pontífice lo signara como contrario al dogma de la iglesia católica, enorme honor que recibió el GENERAL, el ABOGADO, EL SENADOR, EL AGRICULTOR, el hombre de Estado, el gran colombiano del siglo 20, el incomprendido, el que entregó su vida por la causas sociales, el hombre de la GUERRA Y LA PAZ, sí, el mismo que no conocen estas nuevas generaciones del facilísimo y el consumismo, enajenados por las doctrinas neoliberales, que rechazaban a un hombre bueno y para ironía profeso CATÓLICO, dicen que GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ, se inspiró en él, para escribir “El coronel no tiene quien le escriba”, pero URIBE URIBE, era la voz solitaria, el jinete liberal contra el mundo y tal vez su execrable crimen provino de las entrañas de la dictadura clerical, que veían en él al contradictor que podría poner en peligro, el matrimonio iglesia- estado; ese era el coloso que dejó una historia plagada de honor y sacrificio, como una de sus frases icónicas , “ser liberal es un honor que cuesta”.

URIBE URIBE nació en Valparaíso, ANTIOQUIA en 1859, asesinado a los 55 años por dos carpinteros, Leovigildo Galarza y Jesús Carvajal, a quienes hasta la fecha, se les desconoce los motivos reales, o las causas, que los motivaron a segarle la vida a un hombre valioso, que con su terquedad, no quería ver el peligro que se cernía sobre su cabeza, muy a pesar de las advertencias que le hicieron los amigos, su familia, pero sobre todo, su adorada esposa Tulia, quien lo vio partir a lo desconocido, ese fatídico 15 de octubre de 1914, ella, su esposa, con el corazón en la mano solo le pedía que volviera de una sola pieza, como siempre, para el GENERAL, prevalecían sus convicciones sobre las precauciones, pero ese día, escogió casi que con las mismas convicciones que lo acompañaron toda su vida, el MARTIRIO, él sabía el peligro que corría, sin embargo salía solo por las calles de BOGOTÁ, retando de ese modo su suerte.

Se podía apreciar la historia de su vida, en su cuerpo, el mismo que estaba lleno de huellas por las cicatrices que le dejó la GUERRA, una de ellas, la de su primera batalla, fue en la rodilla, cuando era un joven impulsivo, quien además enfrentó la muerte, cuando iban a fusilarlo, no era su tiempo, en el momento, fue detenida su ejecución, pues operó el honor militar y el respeto por el enemigo vencido.

URIBE dedicó gran parte de su vida a las labores del campo en su finca en el municipio de FREDONIA, donde rompió la montaña, se dice que ayudó a sembrar más de 200 mil matas de café; trajo de BRASIL un pasto desconocido en el país y fue llamado el “Yaragua Uribe” , escribió sobre la importancia del futuro del café y el maíz, con ese mismo empeño, ese mismo hombre visionario junto con el GENERAL BENJAMIN HERRERA, fueron los fundadores de la Universidad República, hoy conocida como la Universidad libre.

URIBE URIBE, egresado de la UNIVERSIDAD DEL ROSARIO, universidad que hoy es de las mas reconocidas y costosas del país, propugnó por el derecho a la educación superior pública y fue gran impulsor de las reformas a la Universidad Nacional, este gran ideólogo, que se dice, que su ideario fue recogido por los primeros PRESIDENTES LIBERALES del siglo XX, ENRIQUE OLAYA HERRERA y ALFONSO LÓPEZ PUMAREJO, gobierno que López Pumarejo rotuló como “la revolución en marcha”, que, a pesar de todas las polémicas, fue para Colombia un gran salto en lo social, lo político y lo económico.

El ideario del cual se ha ido alejando el partido Liberal de hoy, con una dirección dispersa y un director como el EXPRESIDENTE CÉSAR GAVIRIA, atornillado por dos años más, impidiendo la renovación del partido, su figura envejecida y cansada no seduce a las generaciones presentes, GAVIRIA, presidente por AZAR, cuando los odiosos dados de destino privaron a COLOMBIA de un hombre como GALÁN y se dice que la mente infantil, adolorida de su hijo JUAN MANUEL, cuando en el cementerio central le entregó las banderas inmerecidas a GAVIRIA y le pidió que fuera el presidente que su padre ya no podría ser, volando por encima de otros con mayores derechos que este oportunista que no desaprovechó el momento de debilidad y sentimientos y la tumba recién abierta.

Parece que el país y el partido Liberal hubiese estado en el siglo XX, signado por la tragedia de perder sus mejores hombres, al igual que URIBE, GAITÁN Y GALÁN, corrieron con la misma suerte, en épocas diferentes y diferentes escenarios de la vida nacional pero al final el mismo resultado: el exterminio de hombres cuya vida pudieron cambiar el rumbo de nuestro país.

¡Lo confieso, Soy irremediablemente URIBISTA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *